¿Qué es mejor, comer antes o después del ejercicio?

Hombres y mujeres deben seguir pautas diferentes. ¿Cuál es la tuya?

Reino Unido.- La clave para perder peso, ese gran objeto del deseo, se encuentra en una dieta equilibrada y en la práctica de ejercicio físico.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Surrey acaban de encontrar una relación entre estos dos parámetros que puede agilizar los resultados y que son diferentes entre hombres y mujeres.

La investigación revela que la simple decisión de comer antes o después de realizar ejercicio puede modificar los resultados en función del sexo.

Uno de los encargados de este estudio, Adam Collins, sostiene que "el proceso de digestión es diferente entre hombres y mujeres" y advierte que "por eso para ellas es preferible alimentarse antes de ir al gimnasio y para ellos, después", ya que queman grasas de manera muy diferente.
Para llegar a esta conclusión, realizaron un experimento con personas con sobrepeso que por lo general no realizaban ningún tipo de actividad física. Durante un mes se les sometió a un plan de entrenamiento con tres sesiones semanales en donde tenían que realizar spinning, zumba y actividades de alta intensidad.

Todos ellos tomaron antes y después del ejercicio una bebida, con la única diferencia de que unos tomaron un placebo sin calorías y otros uno con calorías de carbohidratos.
Se analizaron las calorías que se quemaban y los registros de colesterol y el nivel de azúcar en sangre.

Mínimo: Según la OMS, los adultos deben hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día.

En el caso de las mujeres, consiguieron quemar grasas con más facilidad que los varones, y las que tomaron hidratos de carbono antes de la actividad quemaron un 22% más de grasas que aquellas que lo hicieron después.

Con los hombres ocurrió todo lo contrario. Los que consumían alimentos al término de la sesión quemaron un 8% más de grasas que aquellos que se alimentaban antes del ejercicio.
La explicación es que los hombres cuentan con mayor masa muscular que las mujeres, y los hidratos de carbono resultan p una especie de combustible ideal ara los músculos. En el caso de que tomaran muchos carbohidratos antes, no habría la posibilidad de quemar la suficiente cantidad para perder peso de una forma correcta.

A su vez, existió un mejor resultado cuando al entrenamiento se le añadió intensidad y se le sumó una cuota de "estrés" al músculo. Eso le obliga a quemar esos hidratos de carbono.
Por su parte, en el caso de ellas, las características hormonales provocan que guarden una especie de reservas de carbohidratos.

Así, para pérdida de calorías, las mujeres deben alimentarse al menos una hora y media antes de comenzar el entrenamiento; mientras que ellos deben esperar el mismo tiempo después de ejercitarse para ingerir alimentos.

Alimentarse bien es importante

Cuando se proponen bajar de peso, muchos se confunden y creen que con dejar de comer algunas cosas o salteándose comidas llegarán al objetivo. Con este método, probablemente muchos consigan bajar algunos kilos, lo que no quiere decir que estarán saludables.

Es importante entender que, así como un auto necesita combustible, nuestro cuerpo también, y esa fuente de energía está ni más ni menos que en lo que comemos. Por eso, en vez de dejar de comer, es mejor pensar qué comer.

Una dieta equilibrada, basada en hidratos de carbono complejos, como pan y pasta integral, papas, arroz integral, cereales, unas cinco piezas de frutas, además de verduras, legumbres, pescado, nueces, productos frescos bajos en grasa y aceite de oliva en lugar de manteca, se considera ideal para la conservación de la salud.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído