Quedó en libertad porque no hay riesgo de fuga

El joven que arrolló a las dos soldados voluntarias irá a juicio por homicidio culposo. El fiscal aclaró que manejaba con 0,9 gramos de alcohol en sangre.

Junín de los Andes.- Luego de que el juez Nazareno Eulogio ordenara desalojar la sala de audiencias "por una cuestión de espacio", las familias de las víctimas y la prensa acreditada tuvieron que ver a través de un monitor cómo acusaban a Luciano Luchino (20) de doble homicidio culposo y continuó en libertad.
La formulación de cargos al hijo del juez Andrés Luchino se produjo en el primer piso del Juzgado de Junín. Personal de la Comisaría 25ª y de la Unidad de Detención 41ª se apostó en los accesos al edificio y en las esquinas cercanas, mientras otros efectivos requisaron a cada una de las personas que ingresaron a la audiencia.

Por orden del juez de Garantías Eulogio, sólo se permitió el acceso a la sala a tres familiares por cada una de las víctimas. La prensa se acreditó, pero no se le permitió el ingreso. Los efectivos manifestaron que "la sala era muy chica" y ubicaron a periodistas, fotógrafos y demás familiares en la planta baja.
De acuerdo con la investigación de la fiscalía, el hecho ocurrió el 12 de marzo alrededor de las 6 de la mañana sobre la Ruta 40, en un sector próximo al Centro Tradicionalista Huiliches de Junín de los Andes. El joven, con 0,9975 de alcohol en sangre, manejaba una camioneta Ford EcoSport y en una zona de la Ruta 40 con doble línea amarilla pasó a un camión y sobre la mano contraria chocó a una moto Motomel 150 cc. en la que circulaban Rosa Tatiana Millapi (23) y Karina Catalán (25), quienes murieron en el acto. Luchino seguirá en libertad porque no hay riesgo de fuga.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído