Quemaron y demolieron la casa de los Bin Laden

Fueron vecinos de toma La Familia hartos de las fechorías de los Soazo.

Neuquén.- Una turba de vecinos atacó la casa de los cabecillas de la banda de los Bin Laden comandada por la familia Soazo y la prendieron fuego. Cuatro de los integrantes y un bebé fueron rescatados por la Policía en medio de un intento de linchamiento. Anoche, unas 50 personas, con mazas en mano derrumbaron la vivienda para que no vuelvan a la toma La Familia.

El incidente ocurrió a las 22 del lunes, pero todo comenzó ese día a las 14 y concluyó pasadas las 5 del martes. Luego de varias horas de calma, a las 20 de ayer los vecinos decidieron tirar las paredes de la casa.

Era la tarde del lunes cuando, según el relato de Gustavo Gómez, un verdulero de la calle Copahue, oyó tiros y pidió a uno de los Soazo, menor de edad, "que la cortara".

Todo comenzó con un incidente con un verdulero. El vecindario se unió y expulsó a la familia asociada al delito. No hubo heridos de gravedad.

El joven lo habría amenazado con un arma de fuego. Gustavo optó por retirarse para poner a su mujer y su hijo a resguardo en la casa de su suegra, en otro barrio de la ciudad.

La verdulería sobre la calle Copahue fue el epicentro de los incidentes. "La pusimos para estar más tiempo con nuestro hijo. Renunciamos a nuestros trabajos y con esto nos va bien y estamos en familia, pero ya no se puede hacer nada porque estas ratas no te dejan en paz", apuntó indignado contra los Bin Laden.

"A las 17 estaba atendiendo a una viejita, pasaron en un Agile blanco y me dispararon contra el negocio. Me amenazaron con matar a mi hijo. La mujer temblaba y me pedía que la sacara de ahí", relató.

"Esa manzana donde viven los Bin Laden es la que está podrida, ahí viven todos esos mierdas. Ya no se puede hacer nada porque estas ratas no te dejan en paz". Gustavo. Dueño de una verdulería que fue atacada por los Bin Laden

Otro vecino en bicicleta y con una cadena en la mano se acercó a felicitar a Gustavo "por los huevos" y para decirle que estaban con él.

"Esos ratas de mierda no tienen respeto por nada. Roban a sus vecinos, a los pibes y los amenazan con armas y cuchillos, pero como trabajan con el MPN nadie los toca", agregó indignado.

Luego de una tarde de juntar bronca y desafíos de los Soazo a los vecinos que se quejaban, comenzó a juntarse gente para atacar la vivienda de dos plantas y ladrillo a la vista ubicada en el corazón de la toma, sobre la calle Comahue. Hubo disparos, pedradas y golpes.

Miguel Cuadrado, coordinador operativo de la zona este de la ciudad, dijo que a eso de las 22 desde el interior de la vivienda llamaron al comando para pedir ayuda.

"Llegamos al lugar y la gente no nos dejaba pasar y nos agredía", relató. A las 23, la Policía montó un cordón de seguridad para sacar a los ocupantes de la casa.

Así fue como bajo una intensa lluvia de piedras, pasada la medianoche, lograron rescatar a Oscar Vázquez, Laura Soazo, Ailén Romero, a un menor de 16 años y a un bebé de meses. Los dos jóvenes salieron vestidos de mujer.
"Había cuatro heridos", dijo el comisario. Los dos varones, el menor y Vázquez, tenían heridas de arma de fuego; las mujeres, con excoriaciones y quemaduras.

Cerca de la una, cuando ya no quedaba nadie en la casa, comenzó el fuego en la plata alta y la vivienda se quemó por completo. Incluso hubo que evacuar la casa contigua, que también corría riesgo.

Adriana, otra vecina, aseguró que los pibes de los Bin Laden "roban las zapatillas, las mochilas, y las bolsas de las compras. Se creen los dueños del barrio".

"La vieja Sandra (integrante de la familia Soazo) estaba con prisión domiciliaria y seguía vendiendo falopa. No tienen necesidad de robar, ellos trabajan en el gobierno de la provincia, lo hacen para joder".

Otro vecino recordó que a él le balearon y quemaron la casa y apuntó contra la Comisaría Segunda. "No hacen nada, nunca llegan y acá todo el mundo hace lo que se le canta", sentenció.

En cuanto al paradero de los Bin Laden, la Policía confirmó que ya están en otra vivienda.
Anoche la tensión continuaba, y para que no vuelvan al barrio decidieron derrumbar la casa.

Otro miembro de la familia robó, chocó y está internado


Otro Soazo, en este caso un Felipito, primo de los Bin Laden, tiene fractura de cráneo y está grave a la espera de una cirugía en el hospital Castro Rendón. Las lesiones fueron consecuencia de un choque protagonizado en Confluencia, tras robar un auto y golpear de frente contra un poste en la vereda de una ferretería.

Las víctimas no conocen los nombres de las bandas ni a quiénes pertenecen cada uno, pero sí saben, después de varios robos, que son de la misma familia. Por eso cuando llegó la Policía a Tandil y Figueroa, el dueño del Ford Escort que había sido robado minutos antes y que impactó contra el poste señaló a uno de los Soazo como el autor del hecho.

"Fue uno de los Bin Laden, aprovechó que me bajé a abrir el portón y se llevó el auto", le comentó a la Policía.

Tras el choque, el delincuente escapó, pero una hora después apareció en el hospital Heller con una herida grave en la cabeza.

En la guardia de Heller lo identificaron como Jesús Emanuel Soazo (19). Allí dijo que le quisieron robar la moto y lo golpearon.

Por la gravedad del caso, fue trasladado al hospital Castro Rendón, donde después de una tomografía computada se comprobó que tenía fractura de cráneo y quedó internado en el sector cirugía a la espera de una intervención.

El fiscal decidió la inmediata detención, pero antes de acusarlo por el robo del auto debe esperar el resultado de la cirugía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído