Querían volar la U11 y rescatar a dos terroristas chilenos

A 10 años de un plan de película. La idea era meter un coche bomba en la guardia y que dos grupos fuertemente armados concretaran la extracción. Una filtración fue clave para evitarlo.

Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

Tomar el camión de racionamiento, cargarlo con explosivos para transformarlo en un coche bomba y hacerlo volar en la guardia de la U11. En medio de la confusión, dos grupos fuertemente armados tomarían por asalto la requisa y dejarían fuera de servicio las cámaras de seguridad. Luego, se encargarían de llegar hasta los pabellones 1 y 2 para así concretar el rescate de los terroristas chilenos Freddy Fuentevilla Saa y Marcelo Villarroel Sepúlveda.

Te puede interesar...

Así de asombroso y espectacular era el plan de extracción que habían armado para rescatar a los extremistas chilenos en agosto de 2009 y evitar que fueran extraditados a su país, donde eran perseguidos por asesinar a un carabinero tras un golpe a un camión de caudales.

Se cumplen 10 años de aquel plan que tuvo en vilo a las autoridades. LMN accedió a documentos oficiales secretos. El plan de fuga contemplaba, según informes del consulado de Chile, la intervención de una célula de la organización terrorista vasca ETA.

Toda la documentación en esa época circulaba en manos seguras y sellos de “Reservado” y “Muy urgente”. Se notificó desde el penal a la Jefatura y se le dio intervención a los gobiernos local y nacional, como así también a la Justicia.

rescate terroristas chilenos U11

La caída

La madrugada del 15 de marzo de 2008, Fuentevilla y Villarroel fueron al pub Down Town Matías en San Martín de los Andes. Habían ingresado al país por un paso clandestino un par de días antes.

Ambos venía escapando de Chile, donde en octubre de 2007 habían perpetrado un atentado en Santiago en el que tomaron por asalto un camión de caudales del Banco Security, le arrojaron una bomba y en la huida mataron a un carabinero. Semejante golpe tuvo repercusión inmediata en Chile, donde las autoridades libraron la alerta internacional para la captura. Interpol los puso en la lista de los más buscados.

Fuentevilla y Villarroel permanecieron ocultos durante meses y lentamente se fueron moviendo hacia el sur, donde los pasos fronterizos son más bajos y más sencillos de sortear. Así fue que llegaron a ingresar a la Argentina.

Llevaban pocas horas en el país y ya se sentían a gusto y confiados después de tantos meses de vivir en la clandestinidad. Fue así que festejaron con alcohol y resolvieron ir a comer a Down Town Matías, un pub ubicado en una colina en San Martín de los Andes.

Los patovicas, ni bien quisieron entrar, advirtieron que estaban alcoholizados y los frenaron. En medio de un fuerte cruce de palabras, violentas y xenófobas, uno de los integrantes de la seguridad del local observó que estaban armados y de inmediato los redujeron tras forcejear. En su poder tenían una pistola 9 milímetros y una 45 con balas expansivas, prohibidas en Argentina.

La Policía fue notificada y los trasladaron a la Comisaría 23, donde quedaron a disposición del juez de turno, Federico Sommer.

rescate terroristas chilenos U11

En la indagatoria del 17 de marzo, ambos dijeron que habían sido discriminados y golpeados por la Policía neuquina. Confiaron pertenecer al Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) y estar escapando de Chile porque los perseguían. También reconocieron haber ingresado de forma ilegal al país, dato que le ratificó Migraciones al juez Sommer.

En la medida que se iban recabando más datos, advirtieron que tenían una captura vigente de Interpol, por lo que a la espera de los tiempos judiciales fueron puestos tras los muros de la cárcel de Junín de los Andes.

El 4 de abril, Sommer los procesó imputándoles la portación ilegal de armas de guerra, les dictó la prisión preventiva, les impuso un pago depósito de 5 mil pesos y los derivó a la Unidad Penal 11, en Neuquén capital.

Finalmente, en octubre de 2008, la Cámara Criminal de Zapala los condenó a tres años y seis meses de prisión.

terroristas chilenos

Todos en alerta

Si bien los chilenos pidieron ser declarados presos políticos para así evitar la extradición, esto se descartó. Una vez en la U11, nadie les prestó demasiada atención a Fuentevilla y Villarroel salvo los penitenciarios, que ya en abril de 2009 avisaron a la Cámara Criminal de Zapala que estaban planificando una fuga.

“Fuentevilla y Villarroel estarían planeando una evasión y para lograr su cometido, procurarían el ingreso de sustancias explosivas y contarían con apoyo externo fuertemente armado que procuraría un copamiento de la guardia externa de la unidad y una rápida salida o fuga con la utilización de vehículos”, reza el informe oficial.

Esto sirvió para conseguir la autorización de separarlos y mantenerlos en pabellones distintos, e incluso se los trasladó a algunos penales del interior neuquino para ver si desistían.

Pero la madrugada del 6 de agosto de 2009, los ojos del país se fijaron en la U11.

Un atentado contra las oficinas de LAN Chile en Buenos Aires, ubicada en Paraguay y Cerrito, sacudió al gobierno nacional.

Embed

Un grupo anarquista se adjudicó el atentado con un explosivo casero y, a través de su página web, expresaron en un comunicado: “Hoy hemos atacado las oficinas de LAN para demostrar nuestro odio al Estado chileno, que desea contener en sus mazmorras de castigo a los compañeros Marcelo Villarroel y Freddy Fuentevilla, quienes están secuestrados por el Estado argentino en la cárcel de Neuquén”.

De inmediato, las autoridades de la U11 entendieron que el intento de evasión seguía firme y eso lo iban a confirmar durante la jornada, tras mantener una reunión con el cónsul de Chile en Neuquén a los fines de acelerar la extradición.

21 meses permanecieron Villarroel y Fuentevilla detenidos en la provincia de Neuquén.

En esa charla surgió un dato que estremeció a los penitenciarios. “El cónsul del vecino país en esta capital manifestó que se está chequeando en Bariloche, a través de la Policía Federal, la posible presencia de integrantes de la célula terrorista vasca ETA, quienes aparentemente estarían manteniendo contactos con comunidades mapuches de la zona para movilizarse hacia esta capital”, destaca la comunicación oficial del 6 de agosto de 2009.

A esa altura de los acontecimientos, en la U11 todo el personal sabía que en cualquier momento podía pasar algo realmente pesado. Fue entonces que se redistribuyó al personal penitenciario de otras unidades para fortalecer la seguridad de la cárcel de Parque Industrial y se dispuso del grupo especial de la Despo para vigilar los alrededores del predio penitenciario.

rescate terroristas chilenos U11

--> El plan

La vida cotidiana en la cárcel se convirtió en algo sumamente estresante para todos. A tal punto que el 16 de septiembre un interno pidió hablar con las autoridades de la U11. La particularidad es que se trataba de un preso próximo a salir que temía por su vida y la del resto de los compañeros de pabellón. La frase clave que le dijo al celador fue: “Hay un plan para volar la cárcel”. Esto le aseguró al interno una reunión con el director en cuestión de minutos.

"Estábamos ante personas con pedido de captura de Interpol y un pedido de extradición vigente en Chile", dijo Federico Sommer, Juez del caso.

Esa charla fue grabada y LMN accedió al audio. El preso que reveló lo que se estaba planificando en la actualidad está en libertad y su identidad no será develada.

“Quieren montar un operativo en la ruta para agarrar el ranchero (que es el camión de racionamiento), cargarlo y hacerlo detonar en la guardia. Viene jodida la mano”, anunció el preso a las autoridades del penal.

terroristas chilenos
ataque liberacion de chilenos terroristas U11

“La movida está para este mes supuestamente. Adentro de la unidad ya hay un fierro y afuera hay fusiles y explosivos que los bajaron por Mendoza”, dijo y continúo: “Llegaron seis personas de Chile que son las que están con la logística. Estudian todo lo que es el movimiento de la unidad. Ya tienen una chacra en la zona de Jardines del Edén en Zabaleta”, detalló el preso.

A esto, el interno sumó que había personal de la U11 involucrado, algunos cooperaban con los terroristas por plata y otros porque tenían a las familias bajo amenaza.

“En la unidad hay una preceptora, la hija de ella está vinculada directamente con la banda, pero es la que les puede dar a ellos el dato certero de los movimientos. Por otra parte, hay celadores, hay uno o dos que están colaborando con ellos por plata y porque tienen apretada a la familia”, describió el preso.

Tras el copamiento del penal, la idea era extraer a los terroristas mediante el uso de motos y vehículos que tenían guardados para utilizar en este golpe. La fuga sería hacia la meseta y de ahí saldrían por el tercer puente, que todavía no estaba habilitado, en dirección a Río Negro.

rescate terroristas chilenos U11

--> La extradición

En paralelo a que la Policía neuquina buscaba acelerar la extradición de Fuentevilla y Villarroel, distintas agrupaciones sociales y de derechos humanos bregaban para que se les diera asilo político y así impedir que volvieran a Chile para ser juzgados por un tribunal militar.

En definitiva, el consultado de Chile aceleró el proceso en conjunto con las autoridades locales. El 16 de diciembre fueron extraditados bajo un fuerte operativo de seguridad encabezado por Gendarmería Nacional.

Fuentevilla y Villarroel fueron custodiados hasta el paso internacional Pino Hachado, donde se reunieron con la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) y se produjo el traspaso de los terroristas, que quedaron bajo el control del gobierno del vecino país.

Dos meses después de la extradición, el 3 de febrero de 2010 en pleno centro de Neuquén estalló una bomba en la sede de LAN Chile.

El atentado, que no arrojó víctimas, se lo adjudicó mediante panfletos la corriente combativa denominada Rebeldes de Jacinto Aráuz, y para las autoridades provinciales y la Policía se trató de una represalia por la extradición de Fuentevilla y Villarroel.

LEÉ MÁS

Gatillo fácil: acusaron al policía por matar a un ladrón y quedó detenido con preventiva

Acusaron al joven que amenazó y le robó a un taxista con un cuchillo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído