Quién es el argentino que estará a cargo de la energía nuclear en la ONU

Rafael Grossi fue designado como titular OIEA. Un especialista neuquino detalló la importancia de este nombramiento.

La Organismo Internacional de Energía Atómica. el máximo órgano de control nuclear de la ONU, será dirigido por un argentino. Por primera vez en la historia, un latinoamericano cosechó los votos necesarios a nivel mundial para llevar las riendas de la Organización Internacional de Energía Atómica.

Se trata de Rafael Grossi, actual embajador argentino en Austria, que sucederá al japonés Yukiya Amano, que falleció el pasado julio.

Te puede interesar...

La OIEA es un organismo de gran peso internacional, encargado de monitorear el uso pacífico de la energía nuclear en todo el mundo, y que tuvo un rol esencial en la implementación del acuerdo nuclear con Irán de 2015.

"La elección de un argentino al frente del OIEA es un reconocimiento a la región de Latinoamérica y del Caribe y su contribución, como zona libre de armas nucleares, para la paz y seguridad internacionales", destacó la Cancillería argentina días atrás.

Asimismo, remarca que se trata de "un reconocimiento para la República Argentina, como un actor de relevancia en la temática nuclear a nivel internacional, que cuenta con un programa nuclear robusto, con una larga tradición en los usos pacíficos de la energía nuclear y marcado perfil exportador, y con una activa diplomacia en los foros internacionales".

Grossi es un diplomático de carrera con más de 35 años de experiencia profesional en el campo de la no proliferación y el desarme. Conoce de cerca la tecnología nuclear de INVAP, en Bariloche, y por eso crecen las expectativas sobre la mirada regional latinoamericana que podría reflejar al frente del máximo órgano de control nuclear de la ONU.

“Tenemos el enorme desafío de evitar que otros países se acerquen al arma nuclear”, Rafael Grossi.

El diplomático argentino será durante los próximos cuatro años el director general del organismo, y cabe destacar que su nombre resonó debido a una intervención clave en la búsqueda del submarino ARA San Juan. Grossi fue quien se contactó con la red internacional de monitoreo de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, para que rastreen la zona con sus estaciones sismológicas e hidroacústicas. Fue allí, cuando captaron el “evento anómalo consistente con una explosión” en el mar que permitió dar con la ubicación del sumergible.

Agencia nuclear

Esta agencia nuclear trata con asuntos sumamente complejos y delicados. Es el encargado de verificar si Irán cumple con los compromisos del acuerdo nuclear que firmó en 2015 con seis grandes potencias -Estados Unidos, Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania- y del que Washington salió el año pasado de forma unilateral.

Grossi es el primer latinoamericano en dirigir este organismo del sistema de Naciones Unidas, creado en 1957 para atender los riesgos y amenazas, y también todo el potencial de desarrollo, de la energía atómica.

El gran desafío: mirar hacia Argentina y Latinoamérica

Por Ricardo Ruggeri. Físico Médico.

La designación de Rafael Grossi al frente de la OIEA no solo es un orgullo porque se trata de un argentino, sino porque es una persona que tiene una altísima trayectoria como profesional. Un estudioso de primer nivel que alcanzó el máximo escalón por mérito propio.

Será el encargado de realizar un aporte muy grande, no solo en seguridad nuclear y las temáticas que desarrolla desde hace años, sino que puede convertirse en un pilar muy fuerte para la física médica. Principalmente en la división Salud, donde el organismo internacional de energía atómica tiene un peso muy importante.

Grossi tiene una fortaleza muy grande en su visión sobre la energía nuclear, la seguridad nuclear, la protección radiológica, y, fundamentalmente, en el trabajo que impulsa sobre paz nuclear.

Y en este marco, considero que también es un pilar muy grande en la división Salud del OIEA, en donde cobran importancia todos los temas relacionados con las radiaciones ionizantes utilizadas para una atención sanitaria vital y de calidad. Por eso, creo que tiene un nuevo desafío en tener una visión mucho más global. Argentina tiene proyectos muy grandes, como el primer centro de protonterapia, donde su influencia no es solo para el país sino para toda Latinoamérica, donde se profundiza la atención de pacientes, pero también la investigación.

En cuanto a la física médica, que se divide en tres subdisciplinas principales que son la medicina nuclear, la radioterapia y el diagnóstico por imágenes, creo que Grossi va a poder abrir aún más esta división, haciendo intervenir más actores latinoamericanos y nos espera un crecimiento muy auspicioso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído