Quiso evitar un control, cayó de la moto y quedó tirado en la calle

El valor más alto fue el de un conductor con 1,86 gramos de alcohol en sangre.

Pese a que la prohibición de circulación y los controles de tránsito en la zona del Río Grande, inspectores municipales, en conjunto con personal de la comisaría segunda, detectaron siete alcoholemias positivas, siendo el valor más alto el de un conductor con 1,86 grados de alcohol en sangre.

“En los 84 puestos de controles ubicados en la zona de Río Grande, se registraron siete casos de alcoholemias positivas, siendo el valor más alto el de 1,86 gramos de alcohol en sangre. Y se secuestraron dos autos y dos motos”, sostuvo el director de Tránsito del municipio, Facundo Churrarín.

Te puede interesar...

El funcionario explicó que la cantidad de alcoholemias bajas, que no representan ni el 10%, se debe a que los conductores están en conocimiento de que se intensificaron los controles en la zona ribereña.

El sábado en la calle Río Negro y Purmamarca, un motociclista intentó evadir el control, por lo que realizó un brusco giro, mordió el cordón y cayó al piso junto con su acompañante.

Pese al golpe, los ocupantes del rodado sólo sufrieron algunos golpes en tanto que el test de alcoholemia le detectó al conductor 1,78 grados de alcohol en sangre. Se procedió al secuestro de la moto y de la licencia.

“El otro fue el domingo en el mismo puesto, en dirección sur-norte, avanzaba un auto cuyo conductor arrojó 1,86 gramos de alcohol en sangre. No se resistió al test, pero los acompañantes insultaron y agraviaron al personal municipal. Recién se calmaron las aguas cuando se acercó el móvil policial”, agregó Churrarín.

LEÉ MÁS:

Atraparon a 10 borrachos al volante durante un control en los puentes carreteros

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído