Reanudaron la obra de pavimento en Nueva España

La empresa volvió a ocuparse del movimiento de suelo tras un freno municipal de seis meses.

Nueva España, ese barrio que se inundó por completo dos veces durante las tormentas de 2014 y 2016, tendrá un acceso asfaltado y de cuatro carriles. También tendrá una ciclovía para que los vecinos puedan subir a la Ruta 7 por ese medio de transporte.

La empresa que estaba haciendo el movimiento de suelo en la bajada al barrio retomó los trabajos la semana pasada, luego de que el Municipio de Centenario los frenó unos seis meses. En paralelo, se estudia un informe de impacto ambiental.

La empresa Confluencia, contratada por la constructora Arco SRL, dueña del proyecto de ingeniería, sacó una gran cantidad de material calcáreo y arcilla para realizar el ensanchamiento. Pero en octubre pasado no tenía permiso y ahora lo consiguió, junto con otra documentación.

La bajada a Nueva España tiene unos 400 metros de largo y durante años fue muy peligrosa para circular. Tiene una gran pendiente, no está iluminada y el estado de la calle es pésimo, debido al daño que provoca el tránsito pesado.

De acuerdo con el proyecto al que pudo acceder LM Neuquén, la bajada será ensanchada a unos 25 metros y tendrá cuatro carriles asfaltados, iluminación y azudes para que el agua de las tormentas escurra hasta una desembocadura del río Neuquén.

El movimiento de suelo es colosal, ya que implica también cambiar el ángulo de inclinación de la barda de unos 80 a 30 grados, para que el agua que baje por la tormenta lo haga en forma menos agresiva, sin los daños que hoy ocasiona a la barriada.

Obras

El proyecto es mucho más amplio: sugiere extender esa bajada hasta el camino que conduce a los loteos El Vergel y Prima Terra, este último en pleno desarrollo de unos 647 lotes en una primera etapa en lo que era la ex chacra de Félix Galván, a 1200 metros del tercer puente.

Lo cierto es que el paisaje de Nueva España va a cambiar de forma radical en los próximos años. A las casitas humildes dentro del cañadón, que están en un difuso límite entre el ejido de Centenario y Neuquén, se le sumará el tránsito que bajará de la Ruta 7 hasta los barrios más acomodados.

En 2014 y 2016 Nueva España fue uno de los barrios más castigados por las inundaciones. El agua dejó graves daños en calles y viviendas, por lo que hubo que reconstruir gran parte de ese sector ubicado en inmediaciones de la Ruta 7.

--> La conexión con Neuquén

El proyecto para asfaltar el ingreso al barrio es mucho más amplio y se concretará a medida que pasen los años: conectar Centenario y Neuquén a través de una ruta de cuatro carriles, por el sector de chacras, loteos abiertos, privados, el tercer puente y la Avenida Argentina.

El objetivo es descomprimir aún más el tráfico de la Ruta 7, que hoy tiene algunos problemas de embotellamiento, aunque en horas pico. Con la incorporación de más loteos en chacras y cercanos al río Neuquén, la idea es hacer una ruta paralela para que mejore la circulación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído