El clima en Neuquén

icon
12° Temp
78% Hum
La Mañana ómicron

Reino Unido impone un "Plan B" para contener a Ómicron

El primer ministro británico, Boris Johnson, volvió a imponer restricciones más duras para evitar la propagación de la nueva variante.

El primer ministro británico, Boris Johnson, impuso este miércoles restricciones más duras contra el COVID en Inglaterra. Las nuevas medidas incluyen la vuelta al teletrabajo, el uso de máscaras en lugares públicos y la utilización de pases de vacunas en un intento de frenar la propagación de la variante del coronavirus Ómicron.

Johnson está en la mira de los medios y la oposición tras las acusaciones de que su personal estuvo de fiesta en Downing Street durante el aislamiento navideño el año pasado. El funcionario británico dijo que Ómicron se estaba extendiendo rápidamente y que no tenía más remedio que pasar al "Plan B" para ganar tiempo y conseguir más vacunas de refuerzo en las armas.

Te puede interesar...

Aunque todavía está muy lejos de los cierres totales que golpearon la economía en los primeros momentos de la pandemia, las nuevas medidas podrían reducir las visitas a los restaurantes, cafés y comercios de las ciudades en el periodo previo a la Navidad y suponer un nuevo golpe para las finanzas británicas.

"Aunque el panorama puede mejorar, y espero sinceramente que así sea, sabemos que la lógica implacable del crecimiento exponencial podría conducir a un gran aumento de las hospitalizaciones y, por tanto, tristemente, de las muertes", dijo Johnson en una conferencia de prensa.

Johnson, que levantó la mayoría de las restricciones en Inglaterra en julio, se había comprometido a pasar el invierno sin recurrir a un cuarto bloqueo de COVID, pero había mantenido en reserva un supuesto plan B.

Desde su cuenta oficial de Twitter, el Johnson dijo "Estamos viendo un crecimiento de los casos de Ómicron en el Reino Unido que refleja los rápidos aumentos observados en Sudáfrica. Por ello, lo más proporcionado y responsable es pasar al Plan B en Inglaterra, para frenar la propagación del virus".

https://twitter.com/BorisJohnson/status/1468668762454994945

Parte de esas medidas, como la vuelta a la utilización de mascarillas en el transporte público y en los comercios, ya se habían puesto en marcha, pero este miércoles Johnson dijo que la gente también debería trabajar desde casa si puede.

Se exigirán mascarillas en los locales públicos y será obligatorio el pase COVID para acceder a bares, centros nocturnos y a los lugares con gran afluencia de público.

Gran Bretaña registró más de 145.000 muertes por COVID durante la pandemia. El rápido inicio del programa de vacunación ayudó desde entonces a contener el impacto, y en los últimos meses los casos se han mantenido estables en torno a los 43.000 contagios diarios y 135 muertes después de que Johnson levantara la mayoría de las restricciones en Inglaterra.

Pero la emergencia de la variante Ómicron puso en vilo a los gobiernos de todo el mundo. Gran Bretaña confirmó hasta el momento 568 casos confirmados de Ómicron. Escocia, Gales e Irlanda del Norte han establecido sus propias restricciones de COVID y ya habían establecido normas más estrictas.

Lo más leído