Retomaron la atención al público en las oficinas del PAMI

Una pérdida de agua en el edificio que comparte infraestructura hizo que ayer se cerraran las puertas de la delegación.

Tras una jornada sin actividades en las oficinas del PAMI, por la rotura de un caño de agua, a media mañana de hoy se normalizó la atención a jubilados y pensionados.

La delegación de la capital neuquina, funciona en un edificio ubicado en Irigoyen 55, que ayer registró una rotura de un caño por el que se tuvo que cortar el suministro de agua.

Te puede interesar...

El director Ejecutivo de PAMI Neuquén, Lucas Riavitz, señaló que estuvieron hasta última hora de la noche de ayer para reparar la cañería. “Había una preocupación respecto al tendido eléctrico por las filtraciones de agua y los empleados no se sentían seguros. Un electricista corroboró que el riesgo se habría eliminado”, sostuvo el titular del organismo en la región.

Dijo que una vez eliminado el riesgo, lo que más queríamos era priorizar la atención. “Vamos a hacer lo posible para que todos sean atendidos. Los empleados no tienen la obligación de quedarse reforzar la atención”, agregó.

Adelantó que están realizando las gestiones para poder trasladarse de ese lugar. “Lo lógico es poder irnos de acá. Estamos en un proyecto que esperemos que se concrete”, agregó.

Hasta que el electricista no certificó que las oficinas estaban libres de riesgo, los empleados se mantenían en asamblea reticentes a retomar las actividades.

Afuera de las oficinas, los jubilados estaban agolpados para poder realizar los trámites. “Hay gente que no puede estar parada tanto tiempo. Encima los empleados te responden mal. No es de ahora, cuando vas a hacer un trámite te tienen las horas, se van a tomar té o a fumar afuera”, comentó indignada una jubilada al móvil de LU5 afuera de las oficinas del PAMI.

LEÉ MÁS:

Por la rotura de una cañería, el PAMI suspendió la atención a los jubilados

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído