Ricky, en privado

El cantante dio un show exclusivo en Pinamar para un empresario neuquino. En un viaje superexprés de apenas 24 horas, el puertorriqueño pasó por la costa atlántica para cantar en la fiesta de Raúl Vertúa.

Buenos Aires.- En una visita fugaz que duró tan sólo 24 horas, Ricky Martin pisó suelo argentino para dar un show privado en la costa atlántica para un empresario neuquino. En medio de los rumores que lo vinculan con el cantante español Pablo Alborán, el artista puertorriqueño llegó junto a sus dos hijos, Matteo y Valentino, el viernes por la mañana en un avión privado a Mar del Plata.

Ricky pasó unas horas en el hotel Sheraton y luego, por la tarde, abordó un helicóptero junto con los mellizos rumbo al complejo donde se realizó el evento. "Turbulencia desde Mar del Plata a Pinamar. Todo por la música. Argentina por un día", escribió en su cuenta de Instagram, donde subió un video que da testimonio del viaje aéreo.

El boricua fue el broche de oro de la fiesta de lanzamiento de un barrio privado cuyo dueño es el empresario neuquino de 58 años Raúl Vertúa, presidente de Servicios Vertúa.

"Ricky viene especialmente para el evento junto a todo su grupo de músicos y bailarines. Llegará por la mañana y a las 10 de la noche se presentará ante dos mil invitados exclusivos", deslizaron desde la organización -en la que participó grupo Fénix- una vez que se supo que la estrella estaba en la costa.

Pese a que la presentación fue en el marco de un festejo privado, el escenario tuvo las mismas características que los armados para sus recitales masivos, aunque con un poco más de glamour: se instaló a orillas del mar, y alrededor se montaron carpas blancas, sillones y mesas los invitados que fueron en su mayoría vestidos de blanco.

Diego y Yanina Latorre, Benito Fernández, Germán Paoloski y Sabrina Garciarena, Ricky Sarkany, Barbie Simmons, Ángel de Brito, Martín Liberman, Maby Wells, Gustavo Bermúdez, Sofía Macaggi. Paola Miranda, Estefanía Xipolitakis, Mariana Antoniale y Cristiano Rattazzi fueron algunas de las celebrities presentes.
En una hora y cuarenta minutos, Ricky deleitó al público con un recorrido por sus clásicos. Cantó "Vuelve", "La copa de la vida" y "La mordidita", con la que hizo bailar a todos. Al día siguiente ya estaba de regreso en Miami.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído