Roban una máquina vial de un pozo petrolero

La minicargadora estaba en Lindero Atravesado.

Neuquén
El robo de maquinaria, equipamiento e insumos petroleros se volvió una constante en los distintos yacimientos. Esta vez, la víctima fue un empresario cipoleño que perdió una máquina vial valuada en 50 mil dólares.

$50 mil es la recompensa que ofrece la empresa para quien aporte datos concretos de la máquina.

El hecho se registró durante la madrugada del 9 de agosto en uno de los pozos de gas que tiene la empresa de Pan American Energy en el área Lindero Atravesado, muy cerca del lago Mari Menuco.

Según denunció el dueño de la empresa cipoleña Los Vasquitos, sus empleados estuvieron utilizando la minicargadora para montar un alambrado perimetral de un pozo el día anterior y, cuando terminó la jornada, quedó estacionada en el lugar junto a otras herramientas.

Al llegar al otro día, los operarios notaron el faltante de la máquina y en el piso vieron las huellas aún frescas de una camión y una grúa que fueron utilizados para llevarse la Caterpillar 242, comprada hace muy pocos meses.

Al ser una obra nueva, el sector donde se encontraban trabajando no cuenta con sistema de cámaras de vigilancia. Los investigadores creen que los delincuentes manejaban esta información antes de dar el golpe.

Los robos en las empresas petroleras se hicieron una constante. Los delincuentes cuentan con conocimientos específicos e información precisa. Además, con contactos, para poder reducir el botín en un mercado negro cada vez más importante. Muchas veces el golpe lo hacen por pedido.

Mercado negro
Se repiten los golpes en el sector

El mercado negro de insumos y herramientas petroleras crece y parece que no se le puede encontrar un límite. Es que los ladrones cuentan con información precisa y saben a quién venderle lo robado, que muchas veces es por encargo. En abril, el polvorín de la sede de Baker Hughes Argentina fue atacado por boqueteros que se llevaron 430 detonadores valuados en unos 50 mil dólares. En julio, desmantelaron un pozo de la empresa Total en Añelo y se llevaron válvulas y hasta el conocido árbol de Navidad, valuado en miles de dólares. A principio de mes, el blanco fue la sede de la empresa Schlumberger en Neuquén. Un grupo de boqueteros ingresó al predio y se alzó con herramientas específicas valuadas en unos 700 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído