Robaron en una plaza y cayeron por Facebook

Se llevaron celulares y $200. Las víctimas los identificaron en un publicación en la red social.

Neuquén.- Dos jóvenes de 19 años fueron acusados por haber cometido dos robos con arma de fuego en una plaza del barrio Villa María en abril. Además, al padre de uno de los ladrones le formularon cargos tras encontrar en su casa un arma de fuego sin la debida autorización legal para su tenencia.

Durante una audiencia realizada la semana pasada, el fiscal Juan Pablo Encina detalló los hechos y acusó a los jóvenes por robo agravado por el uso de arma de fuego, en carácter de coautores.

Te puede interesar...

Los dos robos que se les adjudican a Gabriel Kresich y Maximiliano Pintos, ambos de 19 años, ocurrieron el 16 de abril con pocos minutos de diferencia.

Alrededor de las 22, los jóvenes interceptaron a una pareja que estaba en la plaza ubicada en Guiñazú y Don Bosco y, tras amenazarlos con un arma de fuego, les robaron dos celulares y la billetera en la que tenía unos 200 pesos.

“Ante la resistencia de una de las víctimas, Kresich efectuó un disparo hacia el joven, que le rozó la cabeza y le produjo una herida leve”, aseguró el fiscal.

En su huida, los jóvenes se cruzaron con un grupo de adolescentes que estaban en la plaza y habían presenciado toda la secuencia. Para amedrentarlos, los acusados se les acercaron, efectuaron un disparo al piso y cuando los adolescentes salieron corriendo, aprovecharon para robarles un celular y una mochila que habían dejado en el lugar.

En pocos minutos, los delincuentes asaltaron a una pareja y luego, tras amedrentar a un grupo de amigos, también se llevaron sus pertenencias.

Finalmente, tanto la pareja como el grupo de amigos realizaron la denuncia por los robos en la Comisaría Segunda.

En la audiencia, Encina acusó además a Fabián Pintos (48), padre de Maximiliano, por tenencia ilegal de arma de fuego y encubrimiento. Según explicó, tras la identificación de los ladrones, se allanaron sus viviendas y en la casa de la familia Pintos se encontró un arma de fuego escondida en un ropero, que tenía pedido de secuestro de la provincia de Buenos Aires desde el 2012.

Si bien los abogados defensores se opusieron a los cargos con el argumento de que no había pruebas suficientes, ya que los acusados sólo fueron identificados por las víctimas a través de Facebook, el juez Gustavo Ravizzoli avaló la acusación y fijó cuatro meses para la investigación.

15 años es la pena máxima que prevé el Código Penal.

De acuerdo con el artículo 166 inciso 2 del Código Penal Argentino, los dos jóvenes podrían recibir una pena de entre 5 y 15 años de prisión efectiva por robar a punta de pistola.

LEÉ MÁS

Acusan por robo a un empleado de Desarrollo Social

Bancario se compró un tele con la tarjeta de una clienta

Robos: los súper no podrán hacerse más los distraídos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído