LMNeuquen animal

Rosita apareció con su cuerpo quemado y ahora busca una familia

Se trata de una galga que fue encontrada en pésimas condiciones y gracias al tratamiento de una clínica veterinaria y de proteccionistas. Piden colaboración para el tratamiento.

Balsas Las Perlas es el escenario de otra lamentable historia, que nada tiene que ver con el coronavirus, pero si con la irresponsabilidad y maldad humana. El 16 de mayo pasado, una pareja de ese sector encontró a una perrita galga en pésimas condiciones: tenía una de sus patitas traseras mal soldada de una lesión de larga data –lo cual le dificulta caminar-, tenía una parte de su cuerpo quemado y agusanado; y estaba completamente desnutrida.

Creyendo que sólo le esperaba sufrimiento al animal, decidieron llevarla a una veterinaria ubicada en Avenida del Trabajador al 800 para sacrificarla. Sin embargo, allí se encontró con que el panorama no era tan desalentador: la perrita tenía grandes chances de sobrevivir.

Te puede interesar...

Además, se cruzó con Ivana Malaspina, quien es parte de un grupo de proteccionistas y no dudó en ningún momento en hacerse cargo del animal, al cual luego bautizaron como 'Rosita'.

En diálogo con LM Neuquén, la mujer explicó que 'Rosita' es el segundo animal, en menos de cinco meses, que encuentran en esas malas condiciones. Malaspina cree se trató de un “descarte de un galguero explotador”.

La perra está siendo tratada por la veterinaria Paula Lescano, quien realiza tratamientos con aceite de cannabis. “Ella le hace rehabilitación con fisioterapia y las curaciones, y ha mejorado muchísimo”, contó.

Efectivamente, en un video que ella misma publicó, se ve al animal moviéndose sin ningún problema e incluso conviviendo con otros perros.

Embed

Dado que el animal aún continúa en con curaciones, Malaspina manifestó que está necesitando de aportes económicos para hacerle frente a la deuda que tiene con la clínica veterinaria en cuestión. Para empeorar la situación, también tienen en tratamiento a otro perro, el cual aparentemente fue atropellado y no puede mover sus patas traseras, por lo que la deuda se elevó de manera abismal.

“Cuando levantamos un perrito, los fines de semana hacemos tortas para costear el pago de la veterinaria, pero con esto de la pandemia no lo podemos hacer. Tenemos que pagar por cada día de internación de Rosita, que son 1500 pesos. Pero además también tenemos otro perro discapacitado, que aparentemente fue atropellado, y está con fisioterapia. Todo esto es demasiado para poder costearlo”, describió.

La mujer explicó que quienes deseen colaborar con ellos pueden hacerlo a través del grupo de Facebook "Perros Perdidos - NEUQUEN", ó también se pueden hacer aportes a la cuenta del Banco Francés con los siguientes datos: MALASPINA IVANA NATALIA; CUIT: 27256184120; CBU: 0170089340000044158019; Alias: juana.canela.lola.

Por último, la proteccionista relató que pronto también necesitarán dar en adopción a Rosita, por lo que también están en la búsqueda de una familia responsable para su cuidado.

LEÉ MÁS

Cipolletti: murió una nena de 11 años en un trágico incendio

Evacuaron el hospital de Centenario por un paquete sospechoso

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario