El clima en Neuquén

icon
Temp
85% Hum

San Sebastian, la fiesta religiosa que movilizó al norte neuquino

La celebración popular convocó a miles de fieles que le rindieron homenaje. Conocé quién fue y cómo fue este evento cultural.

Más de 10 mil de personas participaron de la mayor celebración del norte neuquino, en el que agradecieron y pidieron a San Sebastián en una serie de actividades que se extendieron durante toda la semana y finalizaron este 20 de enero con la procesión hasta la misa mayor.

Se trata de una celebración popular y religiosa que atrae a miles de visitantes de todas partes, por lo que nuestros agentes llevarán a cabo un importante trabajo preventivo tanto en las rutas como en el predio donde se desarrollará gran parte de las actividades”, había dicho la coordinadora de la subsecretaría, Marianina Domínguez.

Te puede interesar...

Desde la dirección provincial de Seguridad Vial llevaron a cabo operativos de control de alcoholemia y patrullajes preventivos en la ruta provincial N°43, en Las Ovejas. “El despliegue de los distintos operativos en ruta resulta fundamental para la prevención de siniestros viales, ya que las vecinas localidades de Andacollo, Huinganco y Manzano Amargo también recibieron un gran número de visitantes”, añadió.

procesion san sebastian las ovejas 2020
San Sebastian, la fiesta que movilizó a Las Ovejas. Foto de archivo.

San Sebastian, la fiesta que movilizó a Las Ovejas. Foto de archivo.

Por su parte, Isidro Belver, docente jubilado e historiador del norte neuquino, contó en LU5 que en el año 1962 el obispo Jaime de Nevárez visitó Las Ovejas y se sorprendió porque más de dos mil personas venían a venerar al santo. "Con los años los visitantes se incrementaron y entre 10 mil y 15 mil personas volvieron en 2022 a esta celebración durante toda la semana", agregó.

El evento de gran magnitud tuvo lugar el sábado 15 de enero, con una peregrinación a pie desde Andacollo a Las Ovejas. Luego, el lunes a las 17, comenzó una bicicleteada que hizo el mismo trayecto. A las 18:30 se celebró una misa para pedir por la salud en el santuario, donde se impartirá el sacramento de la unción a personas mayores y enfermas.

El martes se llevó a cabo un festival para niños que se llamó “San Sebastiancito” y que finalizó a las 18:30, cuando comenzó una nueva misa. El miércoles salió el tercer grupo a caballo desde Andacollo a Las Ovejas.

image.png
San Sebastian, la fiesta que movilizó al norte neuquino. Los Ovejas fue el epicentro y donde se realizó la misa.

San Sebastian, la fiesta que movilizó al norte neuquino. Los Ovejas fue el epicentro y donde se realizó la misa.

Las actividades incluyeron una misa por las familias y crianceros. También se realizó una “renovación de promesas matrimoniales, en el santuario”. Y, en la noche, hubo una "velación de San Sebastián" por las calles de Las Ovejas.

Por último, este jueves se llegó a cabo la fiesta patronal. A las 6 se llevó a cabo un desayuno comunitario y hubo una procesión y misa en la gruta, así como una celebración eucarística en el santuario con bautismos. Al oscurecer, arrancó el "Fogón de la Hermandad".

Hasta el momento, no pudieron confirmar la cantidad de personas que asistieron, pero se cree que habrían superado las 10 mil personas. Llegaron desde todo los puntos del país.

-> ¿Quién fue San Sebastián?

San Sebastián es considerado un Santo y un mártir. Al igual que el Gauchito Gil, fue un militar. Formó parte del ejército romano al mando del emperador Diocleciano, quien sin saber que era cristiano llegó a nombrarlo Jefe de la Guardia Pretoriana. Su vocación cristiana y el ejercicio público de sus obras despertó las sospechas del Emperador Maximiano (Co gobernante del Imperio junto a Diocleciano) quien lo obligó a abandonar la fe cristiana en detrimento de su cargo militar. Sebastián ratificó su condición de cristiano, lo que le valió la condena a muerte.

procesion san sebastian las ovejas 2020
San Sebastian, la fiesta que movilizó a Las Ovejas.

San Sebastian, la fiesta que movilizó a Las Ovejas.

Se le representa atado al tronco de un árbol con los brazos sujetos por detrás y atravesado por las flechas que le dieron muerte. A lo largo de la historia, se les agregaron una corona de flores simbolizando la victoria e incluso llevando en otra de las manos la ballesta con que lo mataron símbolo del perdón hacia sus enemigos. La figura doliente no deja de enaltecer la postura de ofrecer el pecho a la muerte y a la vez el corazón en una entrega póstuma.

Cada 20 de enero se venera a este santo, nacido en el siglo III de la era actual en la ciudad de Narbona (Francia) en los que por entonces constituían los territorios de “Las Galias” del Imperio Romano. Su culto se celebra en España como así también en muchos países de Latinoamérica.

En el norte neuquino, las celebraciones de San Sebastián comienzan tempranamente cada 10 enero hasta el día 20 que es la consagración del santo. Los crianceros de la zona le realizan pedidos conocidos con el nombre de “mandas” (en relación a recibir lo que ha mandado o enviado el santo) y se le realizan promesas a cambio.

En la localidad de Las Ovejas, la centralidad del evento tiene lugar en la Gruta de Charra Ruca perteneciente a la familia Sepúlveda y lleva más de 70 años realizándose.

El investigador Isidro Belver en el artículo "El Santo de los Contrabandistas" de la publicación Más Neuquén comenta al respecto:

"Por el año ’45, cerradas las fronteras y con la vigilancia estricta de Gendarmería, lo que antes era un comercio habitual y un tránsito fluido, se convirtió en “contrabando”. El Padre Marcelo Gardín, con buen tino y con ayuda de los vecinos de Las Ovejas, comenzó a levantar allí una humilde capillita para que le brindara a quienes no podían viajar, la comodidad de pagar sus “mandas” y asistir a la Misa del misionero. Pero necesitan un “santo de bulto” y lo mejor era traerlo de Chile. Imposible con la vigilancia de los Gendarmes", señala.

"El misionero entonces, encargó a un poblador que hiciera lo imposible para traer de Chile una estatua del santo. Este hombre, conocedor de pasos cordilleranos imposibles, lo consiguió, el santo fue llevado a escondidas, primero a Chos Malal, allí se lo hizo aparecer como que había llegado de Bahía Blanca. Luego, con gran pompa lo trajeron hasta Las Ovejas. Todos creyeron la explicación del misionero, menos los Gendarmes que hicieron una denuncia por supuesto contrabando, y querían incautar la estatua para hacer averiguaciones, pero como su presentación en sociedad había sido en Chos Malal, no prosperó la denuncia. Pronto la capillita de Las Ovejas se convirtió en centro de la devoción a San Sebastián de toda la Provincia del Neuquén y en la zona hubo una época en que se lo llamaba “el santo de los contrabandistas”, agrega.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario