Se cansaron y quisieron linchar a los violentos

Segundo día de extrema tensión en el barrio Villa Obrera de Centenario.

Neuquén.- "La Policía nos aconsejó que los matemos y los tiremos al río, porque cada vez que los detienen, la Justicia los deja libres", sentenció Pamela, la hija de Patricio Soto (56), el hombre apuñalado en el abdomen por un supuesto integrante de la banda de los Bin Laden. La víctima continúa internada en el hospital Castro Rendón y los vecinos intentaron linchar a los delincuentes.
Ayer, pasadas las 17, la tensión se ceñía en la cara de los vecinos del barrio Villa Obrera, de Centenario. Encapuchadas, con piedras y mazas, unas 50 personas quisieron tirar abajo la casa de la banda -quemada durante la madrugada del domingo- para evitar que vuelvan.

La Policía intentó frenarlos varias veces hasta que abortaron la acción, pero fijaron un plazo para que intervenga la Justicia.

Una hora antes, el dolor y la indignación crecía entre los vecinos frente al Centro Comunitario, en reclamo de justicia por el hombre apuñalado.

A las 17:17, cuando personal policial se movilizó hasta la casa de los atacantes, el gentío se cansó de la espera y enfiló decidido a echar a Los Carrasquitos, la banda que recibió a los supuestos Bin Laden, una mujer de unos 30 años, su novio de 19 y su hijo de 17.

"Mi papá les dio de comer a los Carrasquitos cuando no tenían nada. No tienen derecho a seguir viviendo". Pamela Soto. Hija del hombre apuñalado

Mientras algunos vecinos coincidieron en que los delincuentes se hacen pasar por los Bin Laden, otros ratificaron que se trata de los Soazo, echados de la toma La Familia en noviembre de 2015.
Por su parte, el jefe de la Comisaría 5ª, el comisario Jorge Riffo, se negó a hacer declaraciones, aunque desmintió que en los disturbios esté involucrada la famosa banda narco delictiva.

Luego de algunos enfrentamientos con los Carrasquitos -involucrados en el ataque a Soto-, los vecinos se marcharon con bronca y promesas de seguridad.

Previamente, el comisario amenazó a la hija mayor de la víctima con que ella sería "la responsable civil y penal de lo que sucediera en el lugar".

Una vez que los vecinos desistieron del linchamiento ante el llanto y las súplicas de Pamela, se juntaron en su patio para acordar futuras medidas. Desde la Policía se comprometieron a dejar un móvil de la UESPO las 24 horas.

"No son los Bin Laden de Neuquén"

El subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra, explicó que "personas del barrio reaccionaron contra una casa en la que viven personas que se dedican a delinquir. Los confundieron con los Bin Laden e incendiaron la vivienda".

"A la banda se la conoce como Los Carrasquitos, y al lado se instaló una familia que llegó desde Añelo y que ya tenía conflicto con la Justicia", aseguró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído