Se desplomó un árbol cerca de un balneario en el lago Correntoso

Cayó en un lote privado. No hubo heridos.

Villa La Angostura
A menos de veinte días de la muerte de dos chicos aplastados por la caída de un árbol en una playa de San Martín de los Andes (ver aparte), en la tarde del martes un coihue de unos 20 metros de altura se desplomó en un lote privado cercano a un camping en Villa La Angostura, pero esta vez sin víctimas.

Los visitantes que disfrutaban la tarde en el balneario municipal del lago Correntoso vivieron un gran susto cuando el enorme árbol se precipitó al suelo ante la presencia de cientos de personas.

El director municipal de Protección Civil, Marcos Arretche, informó que el incidente ocurrió a las 15:45 del martes y que "generó un revuelo importante por la explosión que hizo cuando cayó dentro del lote y pegó en el alambrado".

El funcionario informó que el Municipio comenzó con el volteo preventivo de árboles riesgosos en la zona de los balnearios municipales y que se marcaron 23 árboles que representan un riesgo eventual. El director de Protección Civil pidió a las personas que concurran a los balnearios de la villa que sean precavidos y que lo hagan en los balnearios habilitados.

Comentó que el miércoles en Puerto Manzano se voltearon cuatro árboles que presentaban riesgo de una potencial caída.

No es la primera vez que se hace esta tarea preventiva, pero en esta época del año se refuerza por la enorme cantidad de visitantes que se vuelcan a los balnearios municipales.


Antecedente
La tragedia en el camping Lolen

Fue sólo un susto lo que se llevaron quienes el martes disfrutaban la tarde en el balneario de Villa La Angostura, cuando escucharon el estruendoso ruido del coihue que se desplomó en un lote privado. Pero de inmediato recordaron la tragedia del 1º de enero en un camping de la bahía Catritre, a orillas del lago Lácar en San Martín de los Andes, donde dos niños murieron aplastados por un enorme árbol que se desplomó y varias personas resultaron heridas.


Tareas de prevención
Siguen talando para evitar riesgos

Luego de la muerte de los dos chicos aplastados por un árbol en el camping Lolen, el Parque Nacional Lanín continúa realizando las tareas de apeo (volteo) de árboles en la zona de la playa Catritre y Lolen.

Las tareas de apeo se iniciaron el 13 de enero pasado.

Debido a las tareas encaradas, estas áreas permanecerán cerradas a los visitantes hasta nuevo aviso. También quedaron cerrados algunos senderos y pasarelas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído