El clima en Neuquén

icon
19° Temp
49% Hum
La Mañana hermano

Se enamoró y se casó con el asesino de su hermano

Tras mandarse cartas, el homicida salió de la cárcel y dieron el sí.

Una historia de amor generó una fuerte polémica en Estados Unidos y llamó la atención del mundo entero: un hombre, de 57 años, salió de la cárcel tras cumplir una pena de 32 años por asesinato y se casó con la hermana de su víctima. El acusado y su flamante esposa defienden la inocencia del condenado.

En 1989, John Tiedjen fue detenido por el homicidio de su amigo y compañero de cuarto Brian McGary, quien por ese entonces tenía 18 años. Pese a que el sospechoso afirmó que baleó al adolescente en defensa propia, la Justicia lo sentenció a cadena perpetua. Increíblemente, durante esos años detrás de las rejas, surgió el amor: con la intención de cerrar heridas y entender el episodio que terminó con la vida de su hermano, Crystal Straus comenzó a escribirle cartas a Tiedjen y lo que empezó como un simple intercambio de puntos de vista, terminó dando inicio a una relación sentimental.

Te puede interesar...

Luego de tres décadas en la prisión, el presunto criminal fue liberado bajo fianza y lo primero que hizo fue encontrarse con su amada. Días más tarde, el 7 de agosto, desoyeron las críticas de la familia de la mujer y contrajeron matrimonio en la región estadounidense de Ohio. “Lo amo, obviamente. Si no lo amara, no estaría sentada aquí con él. La gente no va a entender el tipo de conexión que tenemos”, comentó Crystal ante News 5 y afirmó que no encuentra un conflicto de intereses en la relación. En tanto, el polémico novio manifestó: “La amo con todo mi corazón. No pienso en nadie más y quiero estar con ella toda mi vida. Le escribí una carta y simplemente le dije: ‘No lo hice’”.

El próximo 31 de agosto, Tiedjen deberá comparecer ante el tribunal para una audiencia previa al juicio. El condenado, que en un principio sostuvo que su amigo se suicidó y luego admitió el cargo de homicidio culposo, afirma que actuó en defensa propia aunque dice no recordar lo sucedido esa noche. Lo cierto es que Brian McGary falleció producto de una puñalada y una herida de bala en la cabeza. “No tenía quemaduras de pólvora, ni residuos de disparos, ni sangre, ni cortes, ni raspaduras, nada en mi persona ni en mí ni en mi ropa”, argumentó el acusado. Los investigadores señalaron que hallaron sangre de la víctima en el cañón del rifle, lo que sugiere que le dispararon a quemarropa. No obstante, Crystal cree que estaba erróneamente convencida del asesinato y aseguró que apoyará a su marido en la Corte.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario