Se fugó el acusado de violar a una vecinita de 4 años

El hombre estaba en libertad con comparendos. El testigo clave también está prófugo por otro delito.

Un juicio por la violación de una nena de 4 años debió ser suspendido porque el acusado se fugó y el principal testigo del abuso también está prófugo pero por otro delito. Ahora, la Justicia aguarda las capturas de ambos hombres para retomar el juicio, de lo contrario el caso quedará impune.

El hecho ocurrió en diciembre del año pasado, en un barrio del oeste neuquino. El abusador, de 53 años, amigo de la mamá de la víctima, llamó a la chiquita al patio de su casa. Como la pequeña lo conocía accedió a ir con el hombre, quien aprovechó que estaba solo en su casa y comenzó a manosear a la niña y luego la violó.

La escena fue observada por el vecino de enfrente. Este hombre estaba con prisión domiciliaria por un homicidio culposo, pero lejos de dudar o temer terminar preso por incumplir la orden judicial, salió de la casa, cruzó la calle, rescató a la nena y le dio una terrible golpiza al abusador.

A los pocos minutos, llegó el móvil de la policía que controlaba que este hombre cumpliera con la prisión domiciliaria, y ahí aprovechó a contarles a los uniformados lo que había ocurrido.

Cuando los agentes se cruzaron a detener al acusado, todavía tenía el rostro ensangrentado y se lo estaba lavando. De inmediato procedieron a demorarlo y le dieron intervención a la fiscalía de Delitos Sexuales.

La nena fue entregada a su mamá, quien radicó la denuncia del caso. Las pericias comprobaron que hubo acceso carnal, por lo que la fiscalía acusó al hombre por la violación y quedó en libertad cumpliendo una serie de comparendos en sede judicial.

En la causa, por factores psicológicos, la pequeña víctima no pudo declarar en cámara Gesell. Sin embargo, eso no se presentó como un obstáculo para la fiscalía debido a que existía un testigo presencial, gracias a quien cesó el abuso.

Esta semana iba a comenzar el juicio por la violación pero el acusado que hasta ese entonces había cumplido con los comparendos ahora no se presentó por lo que de inmediato se dictó la rebeldía y se ordenó su captura.

Pero la historia se complica aún más porque a la fuga del acusado se suma que el principal testigo también está prófugo, por otro hecho, ya que del homicidio culposo quedó sobreseído. De ser capturado, el acusado de la violación podría zafar de la condena, ya que es clave el testimonio del testigo prófugo. Una historia de no creer pero real.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído