Se gana enemigos

Un sacerdote junta firmas para que no se emita Esperanza mía. Dice que podría “agraviar las sensibilidades religiosas”

Esperanza mía, la nueva novela de Pol-Ka y El Trece que protagonizan Lali Espósito y Mariano Martínez, promete revolucionar el 2015. Es que con la fecha de estreno ya pautada -el 6 de abril a partir de las 21-, Federico Kunz, un sacerdote de San Luis, inició una campaña cibernética y está juntando firmas a través de la plataforma citizengo.org para que no sea emitida. Entre los argumentos, el religioso explicó que teme que la tira “agravie la sensibilidades religiosas y no se respete la dimensión y vocación religiosa”.
“En la novela, Tomás (el sacerdote) y Esperanza (la falsa novicia) van a tener un amor prohibido y culposo. Es previsible que a la hora del esperado beso entre los protagonistas, quienes vean en el hábito sacerdotal como una referencia de dignidad y pureza se sientan incómodos”, agrega el escrito, que fue cargado el pasado 9 de marzo.
Además, a nivel internacional, asegura que se está llevando adelante una campaña contra la Iglesia, al punto que lo describe como una conspiración: “Esto es una campaña mediática, a nivel mundial, contra la Iglesia, que por la extensión y simultaneidad de los ataques ya tiene las características de una conspiración”.
Por el momento, la petición ha recolectado casi 5.000 firmas, las que luego serán entregadas a la gerencia del canal del solcito, que, lejos de preocuparse, sigue sumando protagonistas. Es que Jimena Barón también será parte de la ficción, luego de rechazar la propuesta del “Bailando”, por lo celos de su pareja, Daniel Osvaldo. La actriz se pondrá en la piel de Gilda, una prima del personaje de Lali que despuntará el vicio por el canto, ya que se dedica a componer y grabar jingles para comerciales. Tendrá un romance con un amigo del sacerdote.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído