¿Se ocultan las palabras en la punta de la lengua?

Las razones de por qué se produce este frustrante fenómeno.

Virginia
A quién no le ha pasado alguna vez de estar en medio de una conversación y de pronto no poder encontrar la palabra exacta que quería decir.

La particularidad de ese tan famoso momento del "lo tengo en la punta de la lengua" es que, aunque hayamos olvidado por completo lo que pensábamos expresar, tenemos la sensación de que en cualquier momento aparecerá, está ahí, esperando a ser dicho.

Pues bien, ese fenómeno tiene nombre y se llama letológica, cuyo origen proviene del griego y de la unión de dos palabras que significan 'olvido' y 'lenguaje'.

Pero ¿por qué se produce exactamente? ¿Tiene esto que ver con algún tipo de deterioro cognitivo?

La explicación está, concretamente, en la forma en la que nuestro cerebro almacena la información, aunque por suerte no tiene que ver con nuestra memoria.

Según el psicólogo Tom Satfford, nuestra mente trabaja de manera asociativa, construyendo modelos de información interconectada. Es decir que asociamos las palabras y sus significados a términos y contextos que estén relacionados, y de ahí las vamos 'encontrando' para decirlas cuando mantenemos una conversación.

Cuando pensamos algo, varias zonas de nuestro cerebro se activan y conectan entre sí enviando señales que viajan de neurona en neurona.

De tanto en tanto estas redes se confunden y, justamente cuando no podemos realizar esas asociaciones, se produce este momento frustrante.

Por suerte, un estudio realizado por la Universidad de Virginia, Estados Unidos demostró que ese fenómeno y el deterioro cognitivo van por caminos independientes.

¿Cómo recuperar entonces esas palabras que se nos escapan? La clave está en las redes neuronales. Mientras más fuertes sean dichas redes o conexiones, mejor será nuestra capacidad de recordar, recuperar información, hacer inferencias y sacar conclusiones basadas en los datos almacenados y en los estímulos ambientales.

Las redes se fortalecen mediante el uso, por lo cual las palabras empleadas con mayor frecuencia están conectadas más estrechamente con mayor cantidad de ramas en las red.

En términos prácticos, esto significa que mientras más usemos las palabras, mayor será la probabilidad de recuperarlas.

Es importante mantener la mente activa, aprendiendo continuamente, interactuando socialmente y poniéndonos retos intelectuales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído