Se ocupan de llevar a las embarazadas a buen parto

Hay 15 mujeres con ese trabajo en Neuquén. Se llaman doulas.

Sofía Sandoval

ssandoval@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Hay 15 mujeres que se ofrecen para acompañar a las embarazadas durante el nacimiento de sus hijos. Brindan información, contención y la sensibilidad necesaria para un parto respetado.

Las doulas en Neuquén son apenas un puñado de mujeres que trabajan como acompañantes de la gestación, el parto y el posparto de otras mujeres que, cada día con más énfasis, reclaman condiciones de respeto para dar a luz. Su labor, que requiere de formación y certificación, ha ganado el reconocimiento entre las embarazadas y se demanda tanto para partos domiciliarios como dentro de instituciones.

Una mala experiencia durante el nacimiento de su hijo motivó a Ángela Gutiérrez a convertirse en doula. Su parto culminó en una cesárea innecesaria y eso la convenció de la importancia de informar a otras mujeres sobre las leyes que las amparan durante el momento en que dan a luz.

“Yo sufrí violencia obstétrica en 2015 pero volví hace poco al mismo lugar a acompañar a otra mujer y las cosas han cambiado mucho; las clínicas se cuidan mucho más”, dijo sobre el fomento del parto respetado dentro de los centros de salud.

El nivel de conciencia es tal que una clínica privada incluso incorporó a una doula voluntaria que acompaña a las mujeres en su proceso de gestación.

La palabra doula es un término griego que significa “sirviente de la mujer” y es usado para nombrar a las mujeres que acompañan y contienen a las embarazadas o mamás que acaban de dar a luz.

Brindar información, enseñar ejercicios o simplemente escuchar los miedos y preocupaciones son algunas de las funciones que cumplen en tres instancias: durante la gestación, en el momento propio del parto o durante el puerperio.

Aunque su trabajo requiere de una gran dosis de empatía y solidaridad, ser doula también demanda de una formación presencial y una certificación en una asociación a nivel nacional. Ángela explicó que además es necesario tener instaurado el concepto de sororidad, o colaboración femenina, para poder cumplir con este trabajo.

¿Cómo trabaja una doula? Si bien cada acompañamiento depende de la mujer o pareja que lo solicite, por lo general se organizan encuentros cada 15 días desde la semana 22 de gestación, y semanalmente a partir del último mes. “No es un trabajo físico solamente, se trabaja mucho desde lo emocional”, aclaró Gutiérrez.

Como pasó con ella, María Rosa Giaccaglia también descubrió su vocación tras una mala experiencia durante su propio parto. Por eso, dejó su trabajo en una empresa de servicios petroleros y se formó como doula y profesora de yoga, disciplinas que combina para asesorar a las mujeres que están por tener hijos.

“Es importante que formulen un plan de parto, donde dejan por sentado qué términos aceptan para el momento de la intervención, como el uso o no de oxitocina, que acelera el trabajo de parto”, explicó, y aclaró que muchas clínicas no informan sobre este derecho de las mujeres embarazadas.

Ella suele acompañarlas al lugar donde van a dar a luz para que se familiaricen con el espacio y se saquen todas las dudas.

Gutiérrez explicó que su trabajo aún no es reconocido por las obras sociales, pero es cada día más conocido y demandado gracias al boca en boca de las propias embarazadas.

Aunque cumplen un rol importante durante el embarazo, dijo: “No jugamos a ser médicas, no hacemos tactos ni tomamos el pulso del bebé; para eso siempre nos acompaña una obstetra”.

Compartir las experiencias

Sobre una colorida alfombra de goma, dos bebés gatean inquietos y se aferran a los muslos de sus mamás, que se sientan en ronda y con los pies descalzos en un encuentro quincenal de las llamadas “ruedas de crianza” que organiza Ángela Gutiérrez en el barrio Mercantiles.

Mate de por medio, comparten experiencias y consejos. “Es bueno hablar con otras mamás, poder poner en palabras lo que sentimos cuando la mayoría del mundo no te comprende”, dijo Alejandra, que frecuenta el grupo. Agregó que lo más valioso del espacio es la contención que ofrece.

LEÉ MÁS

Cuidado al efecto de la anestesia epidural en los recién nacidos

En la Semana del Parto Respetado, el debate permanece abierto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído