Se rompió un caño de agua potable y desde enero conviven con una pileta en la vereda

Es en calle San Martín casi esquina Las Heras. Ayer trabajó personal del EPAS todo el día pero el caño sigue roto.

Una espectacular pileta se armó sobre la vereda de una vivienda sobre la calle San Martín, casi esquina Las Heras producto de una pérdida de agua potable que data desde enero.

Graciela Rodríguez, dueña de la casa que sufre el inconveniente, explicó que se trata de un caño que se rompió a principio de año y luego de varios meses de reclamos finalmente ayer personal del EPAS se presentó y trabajó durante toda la jornada, pero hoy el agua volvió a brotar.

El pozo tiene unos tres metros de largo por otros tres de ancho y está ubicado en casi todo el frente de la vivienda. El torrente de agua llega hasta la esquina y complica a casi toda la cuadra.

Rodríguez comentó a LM Neuquén que ayer operarios del EPAS cortaron un árbol al que culparon de romper el caño. "Igualmente lo arreglan y se rompe más allá, son caños muy viejos todos oxidados", comentó la señora.

Embed

Mabel, otra vecina de la cuadra comentó que están cansados de convivir con el agua ya que cada vez que ingresan en sus casas y negocios lo hacen con los zapatos sucios, además que es imposible caminar por la vereda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído