Se tragó una antena para que lo cambien de cárcel

El interno, condenado por el crimen del sereno del EPAS, también ingirió cuchillos y un par de gilletes. Fue asistido en el hospital y volvió a la U11

El interno condenado por el homicidio del sereno del EPAS, en 2009, debió ser internado luego de tragarse varios cuchillos plásticos, un par de gilletes y un tramo de antena de radio portátil. Se supo que lo hizo con la finalidad de que le den el traslado a una unidad penal de Buenos Aires para estar cerca de su familia.

El hecho ocurrió el pasado miércoles en la unidad penal 11, ubicada en el Parque Industrial.

Te puede interesar...

El preso, Jorge Omar Coronel, cumple una condena por homicidio que concluye en 2045.

De acuerdo con lo relevado, después de tragarse los objetos, Coronel comenzó a sentir malestar en el estómago, por lo que el celador del pabellón en el que se encuentra lo derivó a la enfermería del penal.

De ahí lo trasladaron al hospital regional, donde le tuvieron que hacer una endoscopía para retirarle los objetos. Ni bien concluyeron con la práctica médica, el interno volvió a su celda.

En ese contexto, el preso insistió en su reclamo para que lo trasladen a un penal de Buenos Aires así puede estar cerca de su familia.

LEÉ MÁS

Una mujer en moto resultó herida tras ser chocada por una camioneta

Calf suspendió el corte y habrá luz el domingo en el centro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído