El clima en Neuquén

icon
23° Temp
24% Hum
La Mañana Negro

Seis básicos de armario para saber siempre qué ponerte

Valeria Daposo repasa seis ítems imprescindibles para todo vestidor. Prendas que no pasan de moda para usar, reusar y combinar mil veces.

¿Cuántas veces sentís que tenes el guardarropa "lleno de ropa" pero, al mismo tiempo decís "nunca tengo qué ponerme"?

Si levantaste la mano, no te preocupes porque no sos la única. Esta situación nos pasa a la mayoría y a menudo tiene que ver con que compramos ropa de modo impulsivo, sin planificación ni organización.

Te puede interesar...

Seguramente, invertís dinero en prendas que usás una sola vez y te cuesta combinarlas ente sí (y no menciono a las que compramos y quedan guardadas con etiqueta y nunca usadas) o te pasa que las combinás sólo de una manera. El tema de hoy tiene que ver con cómo resolver rápidamente tu look cuando tenés dudas o das mil vueltas y seguís dudando.

Seguramente escuchaste hablar de los "Básicos del Guardarropa": prendas comodín que no pasan de moda y que, por su versatilidad, las podemos usar de mil maneras. Pues bien, planificar tus BÁSICOS es el primer paso para resolver el "no tengo qué ponerme".

Si bien es cierto que estas prendas nos ofrecen soluciones, también es cierto que cada una de nosotras deberíamos poder armar nuestros propios básicos, que no necesariamente son iguales para todas.

¿Por qué te digo esto? Sencillamente porque todas somos únicas, con un estilo que nos identifica, y de acuerdo a nuestras actividades -sociales y laborales- nos pueden resultar imprescindibles ciertas prendas que a otras personas no.

Lo que sí es cierto es que, por sus características, estas prendas nos resuelven eficazmente nuestro vestir de todos los días. Los básicos (o imprescindibles) son prendas atemporales, de líneas simples, de colores neutros y que combinan con el resto de las prendas de nuestro placard.

Efectivamente, las vamos a usar más que otras prendas y por ello se convierten en una gran inversión; esto implica que deben ser de excelente calidad y, tal vez, un poco más costosas. El beneficio de esa inversión es que serán perdurables en el tiempo y que nos acompañarán muchas veces combinadas con muchas otras prendas; por lo tanto amortiguamos esa inversión en virtud del uso que les daremos.

Un jean, un pantalón negro o una camisa blanca por ejemplo, conforman la base del guardarropa y de eso se trata, para mí, diseñar nuestro "fondo de armario" o "cápsula": prendas que sí o sí necesitas que estén para empezar a pensar tus looks diarios.

valeria daposo básicos2.jpg

Este es un listado general para que vos después pienses cuáles son los tuyos:

  • Blazer: si no tenés ninguno, empezá por el negro porque lo acompañas con todo. Jean, pantalón de vestir, falda, vestido, camisa, remeras, shorts. De día y de noche, y en ocasiones informales o más arregladas. ¡Mi básico N°1!
  • Jean: sin dudas, el pantalón que tenemos todas y que es clásico de clásicos. Hay un jean para cada una, pero el recto y de color más bien oscuro es ideal.
  • Camisa blanca: ilumina el rostro, estiliza el cuello y combina con todo. Como consejo, elegí una que tenga cierto entalle y que no sea oversize para que la puedas usar con todo.
  • Pantalón negro: de gabardina, de vestir, skinny, recto. Acá va a contar mucho con cuál vos te sentís más cómoda, pero tené en cuenta que, por sus detalles simples, debe poder acompañarte en toda ocasión.
  • Trench: o piloto o pilotín. Esa prenda super femenina de color beige, tipo "tapado" -pero de media estación-, con doble abotonadura y cinto. El clásico es el beige, pero hoy lo encontrás en negro, rojo, de distintos géneros y hasta estampados. Es perfecto para los días ni tan fríos ni tan calurosos.
  • Remeras: blanca, negra y gris. Mejor escote en V porque estiliza la zona alta y ayuda a definir cintura.
  • Vas a encontrar por ahí que te mencionan, además, el traje, la falda a la rodilla o el vestidito negro, pero yo considero que después de los básicos que te mencioné, sos vos quien tiene que elegir ese fondo o base de guardarropa porque solo vos sabés qué necesitas o qué te es más útil a la hora de vestirte.

Por ejemplo, para mi es esencial un buen cárdigan negro: lo combino con todo, lo uso en casi todas las ocasiones y, si es negro, lo puedo llevar con otras prendas de cualquier color.

En definitiva, para empezar a definir tu propio FONDO DE ARMARIO, podés comenzar por los que te mencioné y buscar los diseños con los que te sientas identificada. Pero pensá que el requisito es que los puedas usar con todo. Que sean una herramienta y no un obstáculo, que representen tu estilo y se adapten a tus necesidades y que te gusten. Que te sientas feliz y hermosa cuando te mires al espejo; esa, como siempre, es la condición sine qua non.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario