El Concejo Deliberante aprobó ayer una ordenanza para limitar la oferta de sal en los locales gastronómicos de la ciudad de Neuquén.

Te puede interesar...

Se trata de la segunda disposición en menos de una semana que cambia las normativas en los restaurantes y casas de comidas, ya que ahora los establecimientos también deberán suministrar agua potable sin cargo (ver aparte).

La ordenanza aprobada ayer tiene como finalidad crear conciencia sobre el daño que ocasiona a la salud el consumo excesivo de sal, promoviendo la eliminación de saleros en las mesas de los locales y la entrega de sal en sobre en los locales de consumo y venta de comidas, excepto por expresa solicitud del cliente.

La ordenanza recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que es saludable ingerir hasta 5 gramos diarios de sal, equivalentes a un sobrecito, y que en la actualidad los niveles de consumo diarios por habitante en nuestro país duplican la recomendación de se ese organismo.

5 gramos de sal al día es lo que la OMS recomienda ingerir. Sin embargo, el promedio de consumo en Argentina es de 11 gramos por día.

El concejal Fernando Schpoliansky, impulsor de la iniciativa, explicó que regular la oferta de sal en los restaurantes “es una acción más que ayuda a concientizar a los vecinos y vecinas sobre los daños que causa el consumo excesivo de ese producto, siendo un factor de riesgo que afecta a la circulación, el buen funcionamiento de los órganos y genera trastornos y enfermedades como la hipertensión arterial, cardiopatías, accidentes cerebro vasculares (ACV) o insuficiencia renal”. Asimismo, el edil remarcó que respecto del consumo directo de sal, “uno de los problemas más importantes es que es un aditivo oculto en muchos alimentos procesados, como el pan, los fiambres, las pizzas, las sopas en sobre, las bebidas gaseosas e incluso alimentos dulces que contienen altos valores en sodio, y es por eso que se lo llama el enemigo silencioso”.

La ordenanza aprobada establece en su articulado limitar la oferta de sal, promoviendo la eliminación de saleros de las mesas de los locales de comidas, con excepción de aquellos casos en los que el cliente lo solicite.

Establece la obligatoriedad de incorporar en las cartas de menú la leyenda “El consumo de sal en exceso es perjudicial para la salud”. Además, insta a los comerciantes a disponer de sal dietética (con bajo contenido de sodio) para los clientes que así lo soliciten al establecimiento.

Normativa

Agua gratis, la última exigencia

Desde el pasado fin de semana rige la obligatoriedad de suministrar agua potable gratis en los restaurantes y casas de comidas de todo el territorio provincial, según una norma aprobada por la Legislatura.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído