Si no querés pagar, sacá al perro con la correa

Hay multas de $7500 para esos casos y de $1500 por no levantar la caca.

Pasear al perro sin correa por los espacios públicos de la ciudad puede salir caro. Es que las multas alcanzan los 7500 pesos, mientras que por no levantar las heces de los animales la contravención puede costar unos 1500 pesos. Desde la Municipalidad insisten en que los vecinos deben cumplir con las ordenanzas vigentes.

Con el comienzo de la temporada, el Ejecutivo reforzó las costas de los ríos con más inspectores para controlar que los neuquinos respeten la reglamentación. Los operativos buscan fomentar la tenencia responsable de animales y evitar conflictos entre las personas que disfrutan de estos lugares.

La subsecretaria de Medio Ambiente, Silvia Gutiérrez, explicó a este medio que la legislación vigente prevé importantes multas para aquellas personas que paseen al perro sin correa en los espacios públicos o que no levanten sus desechos.

"Llegan a ser de unos 7500 pesos para los que no llevan correa ni bozal. Si los inspectores ven que su perro hace sus necesidades y luego no lo levantan, son de hasta 1500 pesos", detalló.

5,5 millones de pesos destinará Zoonosis y Vectores del Municipio para el control de animales durante 2018. Pese a los recursos invertidos por la Municipalidad, los perros sueltos siguen proliferando en distintos puntos calientes que incluyen el oeste y la meseta, lugares donde las políticas del Ejecutivo son difíciles de aplicar. Este verano el trabajo de los inspectores se centrará en la zona de los balnearios.

Preocupación

La funcionaria manifestó su preocupación porque durante los operativos detectaron que hay personas que no asumen el rol que les corresponde y no cuidan a sus mascotas. No sólo las dejan circular libremente, sino que además están en mal estado.

Gutiérrez aseguró que los inspectores tienen la orden de persuadir a las personas. Sólo pueden sancionar a los dueños de los animales cuando, a pesar de haber sido advertidos, se resisten a cumplir con la normativa.

En tanto, adelantó que estarán en los sectores de parrillas de las costas para controlar que no haya residuos y botellas en el suelo. “Les pedimos que dejen el lugar en condiciones. Que no quede fuego ni alimentos en los alrededores, porque es un foco infeccioso y eso atrae a perros y todo tipo de alimañas que arruinan el lugar donde la gente va a pasar un momento agradable”, dijo.

Además, indicó que la ordenanza 13163 prohíbe el ingreso de animales a los cuatro balnearios municipales de la ciudad.

“Se trata de mantener las reglas de convivencia en espacios que son muy visitados durante la temporada estival”, concluyó.

Prohibición

El cerco que no se puede pasar

La ordenanza municipal 13163 de la ciudad de Neuquén no sólo prohíbe el ingreso de animales a los balnearios municipales de la ciudad, sino que también impide otras actividades en estos espacios. Se trata de la pesca, el desplazamiento de embarcaciones deportivas motonáuticas, la navegación propulsada a vela, remo o motor, y el ingreso de camiones y ómnibus.

Población con un aumento sostenido

En las calles de la ciudad hay unos 140 mil perros, según estimaciones de la organización Perros Perdidos, que opera a través de Facebook. Las apreciaciones indican que en los últimos 10 años, la población de caninos aumentó en un 75 por ciento. Aseguran que Neuquén tiene las mejores políticas a nivel nacional sobre el tema, pero no puede aplicarlas porque el “presupuesto es insuficiente”.

La organización Perros Perdidos tiene unos 25 mil miembros en Facebook y se encarga de fomentar la adopción y tenencia responsable de canes para erradicar su proliferación en la ciudad.

LEÉ MÁS

El río abre otra temporada con la grieta de siempre

Piden más de 5,5 millones de pesos para los perros de la calle

Arrancó la temporada de verano en los cuatro espacios recreativos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído