Si tu mascota se lastima, cuidala de la "bichera"

En esta época del año, este problema es más frecuente.

Aunque puede sucederles en cualquier momento del año, debido a la proliferación de moscas el verano es la época más común en la que nuestras mascotas pueden ser "atacadas" por las bicheras.
Se trata de esos pequeños gusanos que crecen en las heridas, raspones e incluso en los orificios naturales del animal, debido a que las moscas han depositado allí sus huevos.
Si bien es un problema atendible, hay que saber que ante una situación como esta, mientras más rápido actuemos, mejor, ya que las larvas se desarrollan a gran velocidad y se alimentan del tejido vivo.
Para evitar llegar a este estado, es importante que si nuestra mascota se lastimó, aunque sea superficialmente, controlemos la herida. Si demora mucho en cicatrizar, eso, sumado al olor que despiden, puede ser un indicador de que algo no está bien.
En general, las heridas que ya están infectadas suelen ser profundas y presentar bordes redondeados y oscurecidos.
Si detectás alguno de estos indicios, no minimices el tema, ya que puede matar a tu mascota.
Tené en cuenta que tu mascota deberá iniciar un tratamiento y la única manera de sacar las larvas es manualmente. Evitá hacer raspados con algún elemento que continúe irritando la herida porque puede agravar el cuadro.
También hay que quitar el pelo del área y mantenerla higienizada, ya que, por ejemplo, los restos de orina o heces pueden favorecer a que se produzca la miasis.
Si ya está bajo tratamiento, podés ponerle un collar isabelino para que no se lama la herida y retarde la cicatrización. Siempre acudí a tu veterinario de confianza.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído