Simularon embarazos para comer sandía

Tres amigas fueron al cine y se dieron una "panzada".

California.- Priscilla Bañuelos tiene 18 años, es estudiante de la Escuela de Modesto en California y junto con sus amigas Alyssa Lopez y Angie Silveira fueron al cine Galaxy en Riverbank con un accesorio especial. Y lo que podría haber sido una salida normal para ver alguna de las grandes producciones que por estos días se encuentran en cartelera en los cines norteamericanos, ellas lo transformaron en algo diferente porque tenían ganas de comer sandía. Encararon una jugarreta adolescente que Priscilla decidió documentar públicamente a través de Twitter.

Sin cola: Por “estar embarazadas”, las chicas ni siquiera hicieron la cola para entrar.

Para entrar la fruta a escondidas, utilizaron cinta adhesiva para pegarse la sandía al vientre, debajo de la ropa, simulando una panza de embarazada. La idea era épica: ingreso rápido a la sala (porque al estar embarazadas ni siquiera hicieron la cola) y comida gratis.

El tema llegó una vez finalizada la función: se dieron cuenta de que en la sala no había basureros, por lo que tuvieron que dejar las sandías a medio comer en sus asientos, una escena nada agradable para los encargados de la limpieza.

Pese al desastre que dejaron, el cine no emitió ningún comunicado al respecto. Muchos usuarios de Twitter calificaron de ingeniosas a las tres chicas, pese a que debieron irse rápido para evitar ser detenidas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído