Sin acuerdo, el clima en la toma se pone denso

El Foro de la Meseta pide sus tierras. Los ocupas denuncian amenazas.

La toma gigante de la Autovía Norte aún no tiene una salida y hoy se juntarán nuevamente los ocupantes con miembros del gobierno provincial y del Ministerio Público Fiscal, para tratar de llegar a un acuerdo.

Se pretende que se arme un listado de beneficiarios (con necesidades habitacionales) para elevarlo tanto a la comuna como al Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), con el fin de que algunos vecinos puedan acceder a tierras o viviendas.

Te puede interesar...

Ayer, integrantes del Foro de la Meseta, con instituciones y organismos interesados en urbanizar la zona, le pegaron duro a los ocupantes y exigieron la resolución del conflicto en terrenos que ya habían sido reservados a entidades. Piden una solución "urgente y pacífica" a la toma que comenzó hace dos semanas en la Bajada de Maida en terrenos de Pluspetrol y que continuó en la calle Pedro Genco y luego a la vera de la Autovía.

foro-meseta.gif

Lorena Troncoso, coordinadora del Foro de la Meseta, sostuvo que el gobierno provincial y la Municipalidad de Neuquén "tienen que hacerse responsables para apoyar el proyecto", que implica unos 700 terrenos reservados (y mensurados en su mayor fracción", a la cooperativa Mercantiles.

"Entendemos la necesidad habitacional, pero la gente nos está apoyando porque queremos una solución", dijo Troncoso, en relación a las tierras ocupadas.

Custodia permanente

El asentamiento está custodiado por la Policía del Neuquén, que no deja ingresar materiales de construcción ni palos para evitar que siga creciendo. Hay más de 1000 familias en la toma de la calle Casimiro Gómez.

"Falta más voluntad política de ver qué es lo que se va a hacer con esta cantidad de gente, hemos accedido a las condiciones que nos puso el fiscal (Pablo Vignaroli)", indicó en declaraciones radiales Emanuel López, uno de los delegados de la ocupación.

El delegado describió que la situación dentro de la toma es de incertidumbre y que están surgiendo dramas de violencia y amenazas. Es que si bien la Policía no deja ingresar materiales d construcción y palos, los ocupantes quieren llevarse leña, algo que no formaría parte del acuerdo en la mediación.

"No queremos otros Carlos Fuentealba o Santiago Maldonado", dijo López, en referencia a la orden de desalojo que fue suspendida por la mediación en la Fiscalía.

toma-casimiro-gomez1.gif

Indicó que el domingo pasado en horas de la noche recibió amenazas de una camioneta Toyota Hilux blanca (sin patente) que disparó al aire y se comunicaba con los móviles policiales. López aseguró que el rol de la Policía "ya no es que no se agrande la toma sino amedrentarnos".

Por ahora, las partes esperan una salida con la reunión entre las autoridades gubernamentales, los ocupantes y la Fiscalía.

Uno de los puntos fue llevar un listado de personas que están con problemas de salud para poder abordar la problemática. Además, se habla de ir avanzando en una listado para poder acceder a un terreno.

La toma tiene también ribetes políticos, ya que unos de los que apoyó parte de la urbanización cuando comenzó, por sus declaraciones periodísticas, fue el ex gobernador Jorge Sobisch.

concejo-deliberante-nuevo.gif

-> Los concejales no piensan lo mismo sobre el tema

Ante el crecimiento en el número de familias que usurparon terrenos a la vera de la Autovía Norte, los concejales coincidieron que entre los que ocupan se mezclan las personas que tienen una verdadera necesidad y aquellas que “lo hacen por oportunismo”.

“Es algo que tiene que desactivar el Ejecutivo tanto provincial como municipal, deben hacer un relevamiento de quiénes realmente lo necesitan y ofrecerles a ellos un plan de loteos sociales”, señaló el concejal por Juntos por el Cambio – NCN, José Luis Artaza. Según detalló, dentro de la toma hay ocupantes que manejan vehículos cero kilómetro o camionetas 4x4 y no tienen verdadera necesidad de instalarse en ese lugar.

Marcelo Bermúdez, edil por Juntos por el Cambio–Pro–Somos Neuquén, aclaró que se trata de la toma más grande de la historia de Neuquén, con la particularidad de que se desarrolló sobre loteos sociales que pertenecían a otros vecinos. “De nada sirve hacer loteos sociales si el Ejecutivo tiene esta actitud timorata y deja que otras personas los ocupen”, se quejó.

Para él, esta nueva usurpación es una demostración del fracaso en las gestiones del IPVU ADUS, por lo que crear un nuevo Instituto de Vivienda, pero del orden municipal podría representar una nueva derrota para el Ejecutivo local.

Para Atilio Sguazzini Mazuel, presidente del bloque del MPN, también hay oportunistas dentro del grupo de la toma. Sin embargo, señaló que el problema de fondo se basa en la falta de involucramiento de la anterior gestión municipal en el desarrollo de loteos sociales y contención de la demanda habitacional. “La planificación de la ciudad estuvo más atada a los intereses inmobiliarios y eso se refleja en la tensión de hoy”, remarcó.

p04-pieza-toma.gif

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído