Sin detenidos a dos años del crimen del artesano Bertotto

Desde Chubut, la familia de la víctima pide justicia y que se encuentre a los asesinos.

Por Agustina Benatti - policiales@lmneuquen.com.ar

“Mi hijo tuvo una muerte muy cruel y despiadada, los culpables no se merecen estar en la calle gozando de su vida mientras mi hijo está tres metros bajo tierra”, confió Julia, la madre de Esteban Bertotto, quien fue brutalmente asesinado y quemado en 2017 en el interior de su casa del barrio San Lorenzo Sur.

Te puede interesar...

A dos años del violento crimen, en una entrevista exclusiva con LM Neuquén, Julia y Mara, la madre y la hermana del artesano, volvieron a insistir en su pedido de justicia para que la muerte de Bertotto no quede impune. “No entendemos por qué pasa esto, lo único que esperamos es seguir con vida hasta tener una respuesta, hasta saber que los que hicieron esto estén presos”, explicó Mara Bertotto.

El brutal crimen fue descubierto el 24 de septiembre de 2017 a raíz de un incendio en el interior de la vivienda en la que residía el artesano. Si bien no se pudo constatar la fecha de muerte, los investigadores pudieron determinar que el hombre tenía las manos atadas, que había sido golpeado en la cabeza con un caño y luego prendido fuego.

En un principio, la causa estuvo a cargo de la fiscal Gloria Lucero (luego cambió a Sandra Ruixo tras la jubilación de la primera) y había una pareja en la mira por el homicidio. Incluso la joven que entonces tenía 25 años había sido demorada en el marco de la investigación. Sin embargo, todavía no hay ninguna persona acusada por el crimen.

En estos dos años, la familia del artesano tuvo acceso al expediente del cual se desprende que al menos dos testigos habrían visto a la pareja salir de la casa de Bertotto con un bolso deportivo. En concordancia, luego de un allanamiento realizado por la Policía se secuestraron algunas prendas de vestir que pertenecían al artesano.

Además, se supo que días después del crimen el celular del artesano seguía activo y se pudo determinar que había sido vendido a otro joven. “Creemos que hay pruebas y que son suficientes al menos para que haya alguien acusado por el homicidio. ¿Cómo puede ser que no haya respuestas?”, confió Mara y agregó entre lágrimas: “Espero que llegue el día en el que podamos mirar a la cara a quien haya matado a mi hermano”.

LMN pudo conocer que los investigadores tienen en la mira a un sospechoso, pero hasta ahora no han podido recabar las pruebas necesarias para su detención.

LEÉ MÁS

"Pasó un año del crimen y no se hizo nada en la causa

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído