Sobrevivir a los excesos de las fiestas es posible

Después de comer y beber "hasta reventar", el cuerpo pide una tregua. ¿Cómo hacer?

Madrid.-Ya pasaron dos días desde la celebración del Año Nuevo y parece que sacarnos esa sensación de malestar es imposible.

Dolor de cabeza y pesadez son sólo algunos de los síntomas que llegan como la coronación de una extendida temporada de excesos que iniciaron con la Nochebuena, e incluso días antes.

Durante estas fechas solemos consumir comidas hipercalóricas con abundante contenido de grasas o azúcar, y a esto se le suma el aumento del consumo de alcohol. Para poder reponerse, Cotilde Vázquez, jefa del área de nutrición del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, recomienda realizar la denominada "dieta del 2 de enero".

Lejos de las recetas drásticas, este plan, que no sirve para adelgazar, propone depurar el organismo de forma equilibrada y sin privarlo de los nutrientes necesarios.

Es necesario dar un reposo digestivo y metabólico al hígado, páncreas y estómago.

Consiste en desayunar alguna infusión y un jugo que puede ser reemplazado por una fruta. Durante el día se recomienda tomar cerca de dos litros de caldo de verduras, hecho especialmente con puerro, apio y alcaucil, por su poder diurético.

10.000 calorías se pueden llegar a consumir sólo en la cena de Navidad y en Año Nuevo.

Tanto en el almuerzo como en la cena se puede comer un puré de esas mismas verduras acompañado por hidratos de carbono, como puede ser arroz o pastas únicamente hervidas. De postre se puede elegir entre un lácteo o una fruta.

Se trata de una ingesta que ronda las 500 calorías, que se recomienda hacer sólo un día o dos, y con la que se consigue dar un reposo digestivo y metabólico al hígado, páncreas y estómago.

Además, esta dieta permite rehidratarse tras la pérdida de líquidos que se produce durante estos días. Es que los menús navideños son ricos en proteínas y en sal, lo que provoca una retención de líquidos.
Para esos casos, el jugo de pomelo o ananá funciona como excelente diurético y aporta vitamina C. También ayuda beber infusiones como la cola de caballo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído