Son tirados a la calle y se convierten en chatarra

El abandono de autos en la vía pública ya es una costumbre.

NEUQUÉN
Aunque desde 2012 el Municipio busca que los dueños de vehículos que abandonan sus coches en la vía pública paguen por eso, la imagen sigue repitiéndose y es común encontrar en la calle autos de todos los colores olvidados. Y muchos de ellos están con los carteles de advertencia que serán removidos por la comuna neuquina.

Pocos Del total de vehículos removidos, sólo el 10% por ciento son retirados por sus dueños.

Abandonados porque ya no sirven, la mayoría queda a la deriva y generan inconvenientes. Es que, por esta imprudencia, algunos vecinos chocan, de un día para el otro, con un vehículo obsoleto en la puerta de su casa, que con el paso del tiempo se empieza a convertir en chatarra.

En total, entre el 2015 y lo que va de este año se levantaron 199 autos de la vía pública y fueron derivados al predio que la Policía tiene en Parque Industrial, donde serán compactados en breve. Menos del 10% fueron retirados por sus dueños; por el resto nunca nadie reclamó.

"A los que llegamos lo hacemos por denuncia de los vecinos, quienes se encuentran con estas situaciones", explicó Silvia Gutiérrez, subsecretaria de Medio Ambiente, quien agregó que por una cuestión ambiental y de seguridad es necesario eliminarlos. "Comienza a generar problemas y a contaminar, porque se rompen los vidrios, se ensucian, largan líquidos y muchas veces se meten animales y vectores; es un serio problema", afirmó la funcionaria, quien comentó que la problemática se extiende a lo largo y ancho de la ciudad, tanto en los barrios periféricos como en sectores céntricos, y que todo lo que se encuentra es viejo.

Según Gutiérrez, es casi imposible detectar a los dueños, dado que la mayoría está en la calle sin la patente puesta.

Antes de sacarlo de la calle, el Municipio avisa a los dueños -si es que existen- a través de notificaciones que se pegan en varias partes del auto y se espera un tiempo prudencial para ver cuál es la reacción. Transcurrido ese lapso, la comuna los retira y se los lleva al predio que tiene la policía en Parque Industrial. Es así como hoy casi unos 200 vehículos resisten a la intemperie y aguardan por su dueño para volver a rodar por las calles de la ciudad.


CIFRA
838 autos fueron notificados por el Municipio entre el 2015 y lo que va del 2016.
De ese total, 521 fueron retirados por sus dueños antes de ser removidos, mientras que hay 108 con la notificación en espera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído