El clima en Neuquén

icon
Temp
86% Hum
La Mañana araucarias

Sorpresa en Quillén: algunos árboles totalmente quemados volvieron a brotar

"Se verificó el rebrote incipiente en la mayoría de los ñires desde el cuello", informaron los responsables de un plan para mitigar las pérdidas en el bosque afectado por un incendio forestal a fines de 2021.

La reducción del número de focos calientes permitió regresar a Quillén a evaluar los daños. Esa zona de bosque, a 30 kilómetros de Aluminé, se vio afectada a fines del año pasado por un grave incendio forestal que carbonizó por completo árboles milenarios, como araucarias, lengas y ñires. Sin embargo, la naturaleza demostró su omnipotencia con un hecho insólito: incluso consumidos por el fuego, la mayoría de los niños rebrotaron desde el cuello.

El sorprendente hallazgo se produjo durante la primera recorrida de los equipos técnicos de INTA, Corfone S.A. y la Dirección de Recursos Forestales del Ministerio de Producción e Industria, que llegaron a la zona para evaluar los daños y diseñar estrategias de restauración del bosque.

"Mediante imágenes satelitales y sistemas específicos se realizó un primer sondeo de la situación, aún con zonas calientes, para poder avanzar en la planificación de sitios de relevamiento y acuerdos de metodologías", afirmaron desde el gobierno provincial. "Durante las recorridas se analizó el grado de severidad del incendio en cada sector y se validó a campo la información previa de gabinete sobre imágenes satelitales, realizada por la Dirección General de Recursos Forestales de Neuquén", agregaron.

En esa recorrida, se pudo observar que hay sectores del bosque que tuvieron distintos grados de afectación según la zona y el tipo de árboles presentes. “En general los ñirantales se han quemado con gran severidad, quedando los árboles totalmente carbonizados, sin follaje y sólo con los troncos y ramas mayores; con los suelos calcinados, con pérdida total de materia orgánica en superficie, sin estructura en los primeros 10 centímetros al menos”, señala el informe emitido por las organizaciones intervinientes.

Quillén bosque incendio.jpg

Sin embargo, la fuerza de la naturaleza llamó la atención de los equipos técnicos que recorrieron el lugar. “Sorprendentemente de forma temprana, se verificó el rebrote incipiente en la mayoría de los ñires desde el cuello. También se observó el rebrote de caña de colihue, de matas de pastos, de chacay y de berberis”, informaron.

“Las araucarias afectadas presentaron una categorización más diversa. Reconocimos tres tipos de árboles afectados: ‘araucarias chamuscadas’, que presentan parte de la copa sin quemar; ‘araucarias quemadas con yemas verdes’, totalmente quemadas, con el follaje quemado aún retenido sobre las ramas y con la particularidad de presentar yemas verdes en los extremos de las ramas; ‘araucarias calcinadas’, sin retención de follaje y sin yemas verdes y, en muchos casos, con presencia de un exudado resinoso por los troncos”, se indicó.

“El suelo bajo las araucarias calcinadas y quemadas con yemas verdes estaba calcinado como en los ñirantales, mientras que bajo las araucarias chamuscadas se verificaron espacios sin quemar”, agregó la información.

Se señaló además que “las lengas quemadas de los lengales y del bosque mixto se encontraron en general totalmente quemadas, algunas con retención parcial de follaje y ramitas quemadas, y sólo en los bordes de las áreas quemadas, se encontraron algunos árboles con parte de la copa sin quemar. El suelo también está calcinado por sectores, mientras que en algunos sitios la severidad fue menor y se preservó algo de materia orgánica y estructura, donde también se verificó el rebrote de matas de pasto y la presencia de hierbas.”

A partir de estas observaciones, los especialistas aconsejaron hacer una intervención activa, plantando lengas y araucarias por etapas, según los grados de afectación de cada zona. “La densidad de plantas por hectárea debería apuntar a lograr 400 o al menos 300 plantas establecidas al tercer año. En el ñirantal con presencia de araucarias, la densidad de plantación de araucaria debería bajarse a 100 plantas por hectárea", informaron.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario