Sorpresivo cambio en el manejo de la basura

Queda a cargo Basaa SA, contratista del Municipio.

En plena transición del gobierno municipal, el manejo de la basura cambió de manos. La compañía Cliba-Tecsan se desprendió del Complejo Ambiental Neuquén (CAN) y del tratamiento de residuos patógenos, y le cedió su contrato a Basaa Constructora SA, una empresa que viene haciendo obras viales en la ciudad. El intendente Guillermo Monzani autorizó el traspaso a principios de mes, pero recién se hizo efectivo hace unos días.

Cliba-Tecsan tenía dos contratos con el Municipio, uno de 2013 y otro de 2015. Le cedió a Basaa el más antiguo, que abarca el manejo del CAN, desde el relleno sanitario hasta la planta de reciclaje, y el tratamiento de desechos patógenos.

Te puede interesar...

Las empresas firmaron el traspaso en junio, pero necesitaban el visto bueno del Municipio. El 4 de octubre, Monzani y el secretario de Servicios Urbanos, Emilio Molina, emitieron el decreto de autorización, que se publicó a fin de mes.

El tema se manejó con hermetismo. Tanto Molina como Silvia Gutiérrez, la subsecretaria de Ambiente, indicaron que desconocen los detalles de la transacción. También los voceros locales de Cliba-Tecsan dijeron que no están al tanto de los pormenores porque “se hizo todo desde Buenos Aires”.

Está en el contrato

El único funcionario municipal que respondió sobre el tema fue Alejandro Hurtado, subsecretario de Servicios Concesionados. Dijo que el contrato de 2013 prevé este tipo de traspaso y, “como no es una concesión, no pasa por el Concejo Deliberante”.

Remarcó que “el que decidió salirse de una parte del negocio fue Cliba-Tecsan, del grupo Roggio”, y la cesión “no implica ningún costo adicional al Municipio”.

Aclaró que Cliba-Tecsan mantiene el contrato de 2015, que abarca “el barrido de calle, recolección de residuos y traslado al CAN, desobstrucción de desagües y manejo de voluminosos”, lo que incluye “la mayor carga de personal, entre barrenderos, choferes y demás”.

Agregó que Bassa se quedó con “las celdas del relleno sanitario, el ingreso de camiones al CAN y el apoyo a la cooperativa de reciclaje”.

Basaa es una constructora que ganó varias licitaciones municipales en los últimos años. Junto con Servipet y CN Sapag, hoy está haciendo el nodo vial de la Ruta 7. También ejecuta la obra pluvial de Futaleufú y, en sociedad con Hormiquén, se ocupa del paseo costero hasta Gatica. Antes se llamaba Brito SA y su presidente es Horacio Miró.

Cliba-Tecsan se comprometió a prestarle “asistencia técnica” durante un tiempo, hasta lograr una “transferencia de know-how” para que Basaa pueda manejar el CAN sin inconvenientes. El apoderado de Cliba-Tecsan, Alberto Verra, justificó el traspaso en una “reorganización operativa y funcional” del grupo empresario.

LEÉ MÁS

Jóvenes por el medioambiente: se juntaron a limpiar el canal del centro

Una heladería te hace descuento si llevás tu tupper

Desafíos ambientales en la agenda local

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído