El clima en Neuquén

icon
15° Temp
26% Hum
La Mañana taller

Su amor por la docencia y el arte pudo más que el año de la pandemia

Tras un año de pausa por el COVID, Nora de los Santos reabrió su taller de joyería y sumó el arte del collage. Se define como una educadora del arte. Mirá su historia.

Tras un 2020 muy difícil signado por "muchas tragedias personales", y una aguda crisis económica que enfrentó debido al cierre de su taller de joyería por la pandemia de coronavirus, Nora de los Santos volvió a abrir las puertas de su espacio, ubicado en Barranqueras 883.

Contenta con la amplitud del nuevo estudio que acondicionó, Nora -quien se define como una educadora del arte- contó cómo fue su incursión con las herramientas y los metales.

Te puede interesar...

"Siempre estudié cuestiones vinculadas a la disciplina artística", manifestó la profesora recibida en Bellas Artes que enriqueció sus conocimientos en la Escuela de joyería en la UTU (Universidad del Trabajo del Uruguay), luego de una adolescencia signada por los viajes y largas estadías en Montevideo y el Alto Valle.

"Yo soy uruguaya y neuquina. Mi familia llegó desde Uruguay exiliada cuando yo tenía tan solo seis meses en 1974. Mi madre se quedó toda la vida acá y mi padre volvió a Uruguay en el 84', así que yo estuve un poco aquí y un poco allá, hasta el 2004 que me radico definitivamente en Neuquén por un tema de salud de mi madre. La vida luego me fue dejando y así terminé montando el taller de joyería que está desde el año 2008", sintetizó.

SFP Nora de los Santos Joyeria artesanal (15).JPG

"Ese año hice taller de platería mapuche con el maestro Abel Almirón y después tengo dos grandes maestros de joyería fina en Buenos Aires con los que siempre estoy con contacto: Juan y Javier Ivanov", destacó al hablar de las influencias que le permitieron abrirse paso en el orfebrería y marcar la diferencia con un estilo propio a partir de piezas grandes confeccionadas con materiales reutilizados y mezclando metales, colores, elementos clásicos con otros más contemporáneos.

Trece años después de la apertura de su taller, Nora mantiene el objetivo de "ofrecer un espacio en el que está todo organizado para hacer una primera experiencia con unos pocos materiales y sin el compromiso de tener que comprar herramientas que son caras". Para arrancar solo es necesario contar con unos "pedacitos de chapa, una docena de sierras, una mecha y una varita de soldadura". Perder el miedo al uso de los taladros, las amoladoras, es el segundo paso del proceso de aprendizaje que se da de manera "muy natural".

SFP Nora de los Santos Joyeria artesanal (17).JPG

"Cada uno trabaja con su propio proyecto. Por ejemplo decís 'me gusta este par de aros que vi en una foto' y, a partir de la imagen, buscamos con qué técnicas lo podemos resolver y es un manos a la obra. El proceso es muy satisfactorio porque todo se puede lograr", postuló la ganadora del Neuquén Crea de 2019 en el rubro metal.

"Siempre se acercó gente muy linda por el boca en boca. Algunos vienen de la rama del arte, otros lo toman como un pasatiempo y otros buscan aprender con más profundidad. Hay una amplia variedad de edades, desde 16 hasta 86 años. Tengo un alumno que se llama Enrique que está haciendo regalos para dejarle a su nieta que tiene un añito para cuando cumpla 15. Hay algo muy emotivo y es que en general todos piensan en alguien a quien podrían regalarle algo que hacen", remarcó.

SFP Nora de los Santos Joyeria artesanal (11).JPG

Aunque se considera una pésima vendedora, muchas personas compran las obras de Nora elaboradas con alpaca, cobre, bronce y plata, luego de ver su Instagram o cuando se acercan a su taller. Ella además expone, pero se identifica más con la docencia.

"Siempre una persona que es artista genera una obra inevitablemente y cuando encontrás un estilo empezás a trabajar así porque te sentís cómodo. Pero más que en la obra estoy concentrada en la docencia. Además del taller, participo como tallerista comunitaria en un dispositivo de salud mental del Hospital Castro Rendón, que se llama Espacio amigable que funciona una vez por semana con actividades muy variadas", contó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCC_Hs5OnFlo%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAIWRCfx1uPJuQXUh7fZCq0uahLzKm0dDk4L0DU04GaV5UgoihxbaTxfGcBODaZBBXH1QmIOKkHPNPHCgFhpUGO4OZAYa3iRw3qPACeX1VoonKOxp9wWbvk0NOtyy98Q4xGqlyhu0eptOsKLXShbQzFZBhj1ZBaAZDZD

"La docencia es un vínculo muy importante para mi. Yo creo que mi gran obra es la docencia. Más allá de los objetos que pueda crear, cuando no esté, haber sido una persona que aportó a pensar y a sentir la vida de otras formas será -espero- por lo que se me recuerde", deseó Nora.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB_XdiBkHtg7%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAIWRCfx1uPJuQXUh7fZCq0uahLzKm0dDk4L0DU04GaV5UgoihxbaTxfGcBODaZBBXH1QmIOKkHPNPHCgFhpUGO4OZAYa3iRw3qPACeX1VoonKOxp9wWbvk0NOtyy98Q4xGqlyhu0eptOsKLXShbQzFZBhj1ZBaAZDZD

Collage en la espera

Mientras se recupera de la incertidumbre que la atravesó durante meses con el reconfortante reencuentro con sus alumnos y la llegada de nuevos aprendices, la educadora sumó a su propuesta el trabajo de collage que le sirvió de refugio en sus días en Villa Pehuenia mientras aguardaba que la situación sanitaria de Neuquén capital mejore para regresar.

"En la pandemia yo fui como muchas personas. Fue muy difícil porque tuve muchas tragedias personales, tuve que tener el taller cerrado, Recorrer esa experiencia fue difícil porque tenía pocos ingresos, estaba sin trabajo y enfrenté muchos problemas personales. Tuve el taller cerrado, así que estuve separada de mis alumnos y alumnas que forman parte de mi vida cotidiana. La otra cara fue que conocí gente muy hermosa, me vinculé con gente de Cultura, hice una muestra en el restaurante Mandra. Recurrí a la disciplina del collage que es un lenguaje muy lindo porque cada imagen y objeto, cuando lo combinas con otro, cambia absolutamente de significado. Aparte de ser entretenido, te da muchas posibilidades para crear, descubrir. Es, además, súper accesible, podés hacer collage con cualquier diario, revista. Aunque los veas feo y te parezca que no sirve para nada, puede ser transformado en una obra hermosa", explicó sobre la técnica que la cobijó en los días de incertidumbre.

SFP Nora de los Santos Joyeria artesanal (18).JPG

"Fue reconfortante en un momento tan duro. Y me terminé quedando casi todo el año en Villa Pehuenia porque soy paciente de riesgo y no quería estar en Neuquén Capital sin estar vacunada, por la cantidad de casos que había. Volví recién en septiembre a buscar algunas cosas. Me volví y regresé en febrero y abrí el taller en un espacio nuevo que es muchísimo más grande que el anterior", contó Nora, contenta ahora de haber podido volver al ruedo, aunque preocupada por el contexto cambiante que la obliga a hacer malabares con los horarios de sus alumnos para cumplir con las medidas de restricción.

SFP Nora de los Santos Joyeria artesanal (2).JPG

"En este contexto de pandemia que todavía no ha terminado, mi proyecto es lograr poder abrir cada semana, sostener el espacio, que funcione con buena energía, con actitud positiva, contemplando las cuestiones de quienes participan. Con las restricciones horarias muchos dejan de venir y ya te modifica la economía. Así que hay que sostener, sostener a las personas que te rodean, porque muchos la están pasando mal", concluyó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.8192771084337% Me interesa
81.927710843373% Me gusta
2.4096385542169% Me da igual
6.0240963855422% Me aburre
4.8192771084337% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario