El clima en Neuquén

icon
22° Temp
25% Hum
La Mañana hospital

Su bebé no respiraba y lo salvaron en un control de tránsito camino al hospital

Antes de llegar al centro de salud, la mamá se encontró con un grupo de policías en operativo. Una cabo lo reanimó con maniobras de RCP.

Desesperada, Natalia dejó su casa de Valentina Norte para llevar a Genaro al hospital. El bebé, de apenas un mes de vida, había sido afectado por las temperaturas extremas del lunes y había dejado de respirar, por lo que su mamá lo cargó en el auto para salvarle la vida. En su camino frenético hacia el hospital Heller, la joven se encontró con un control vehicular de la Policía y salió del coche para implorarles por ayuda, sin sospechar que el socorro llegaría antes de lo previsto y de la mano de una agente de la Policía.

El comisario Sergio Ranquimán explicó que el hecho ocurrió el pasado lunes cerca de las seis de la tarde, cuando el personal de la Comisaría 18 hacía un control de rutina en el cruce de Lago Viedma y Beatriz Guido, en el barrio Almafuerte. En su tarea cotidiana, notaron el frenazo de un Chevrolet Celta y vieron a una mujer joven que bajaba del auto desesperada y con un bebé muy pequeño en brazos.

Te puede interesar...

Genaro, de apenas un mes de vida, se había desvanecido y ya no respiraba, quizás a causa del intenso calor. Fue entones cuando una cabo de la Policía, Zulema Ovalle, aplicó su entrenamiento para rescatarlo. "Ella también es mamá y se puso en el lugar de la persona, pero también fue muy profesional y en ningún momento perdió la calma", aseguró el comisario.

Si bien Zulema lleva casi 10 años prestando servicios para la Policía y está entrenada para brindar ese tipo de asistencia, los pedidos de ayuda de este tipo son poco frecuentes, por lo que el episodio del lunes fue el primero que le tocó afrontar a la agente. Así, apeló a sus conocimientos teóricos y prácticos para realizar las maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) y logar que el bebé volviera a respirar.

"Mientras ella hacía las maniobras, el resto del personal se dedicó a contener a la madre y a darles sombra, porque era una tarde de mucho calor", dijo el comisario y agregó que, de manera veloz, los pulmones del niño volvieron a llenarse de oxígeno, para el alivio de todos los presentes.

En ese lapso, los policías se habían comunicado con el comando para pedir asistencia médica. La ambulancia del Servicio Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) llegó cuando el niño ya se encontraba bien de salud y, tras una revisión, determinaron que no era necesario trasladarlo al hospital, aunque recomendaron que su mamá lo llevara a un control para detectar posibles efectos del golpe de calor.

Ranquimán aclaró que la Policía está preparada para atender este tipo de situaciones y brindar asistencia primaria en casos urgentes, tareas que se complementan con su rol en la seguridad ciudadana. En ese sentido, destacó el buen desempeño de los trabajadores de su área, que no perdieron la calma y ofrecieron una respuesta rápida.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario