El clima en Neuquén

icon
22° Temp
47% Hum
La Mañana COVID

Su jefe tenía COVID, lo ocultó y aún no vuelven a la oficina

Tres trabajadores del Consejo Provincial de Educación expusieron que no se respetan las medidas sanitarias. Desde mayo están en retención de tareas.

Tres empleados del Consejo Provincial de Educación (CPE) no van a trabajar hace cuatro meses, luego de haber denunciado a su jefe, el director provincial de Modernización, que se presentó en la oficina “cuando tenía síntomas de COVID. El funcionario debía estar aislado y rompió todos los protocolos, según consta en la denuncia interna.

Hubo un confuso mensaje: primero se pensó que era negativo, pero después se confirmó que estaba contagiado. Los empleados permanecen en retención de tareas en sus casas y no quieren volver a sus puestos laborales hasta que el CPE garantice las medidas sanitarias.

Te puede interesar...

El conflicto comenzó el pasado lunes 3 de mayo, previo a la segunda ola de la pandemia. Los cinco empleados firmaron una nota, dirigida a la ministra de Educación, Cristina Storioni.

“Se denuncia que el señor D. L. con síntomas de Covid se presentó a trabajar igual exponiéndonos a todos los compañeros al contagio y propagación del virus a nuestras familias y entornos íntimos, que ni antes ni después de la confirmación de su posterior diagnóstico positivo de Covid-19, cumplió con el protocolo para prevenir y evitar el contagio, siendo responsabilidad del mismo como Director del sector o de quien lo suple”, indicaron.

Los empleados aseguraron que el funcionario no utilizaba barbijo y que a los días se enteraron de que era positivo. De ahí en más se aislaron y aún no pueden volver a la oficina del CPE.

El Consejo Provincial de Educación
Hubo escándalo en el CPE por una denuncia de violación de protocolos del COVID.

Hubo escándalo en el CPE por una denuncia de violación de protocolos del COVID.

“Nadie nos da una respuesta y nosotros no podemos volver a trabajar en una oficina que no respeta los protocolos”, aseguró uno de los denunciantes a LMNeuquén.

Según detallan en esta nota que elevaron el 13 de mayo, “el director provincial mencionado, fue a trabajar con síntomas: tos, congestión, y con un malestar general”. Al día siguiente, antes de ingresar a la oficina en su jornada laboral, avisó que “debía asistir a una reunión con la Señora Subsecretaria”.

“Al salir tomó su barbijo, (que no utilizaba mientras tosía en la oficina), y se dirigió a dicha reunión. A los minutos se lo ve llegar nuevamente a la oficina y de ahí no supimos nada más. Cabe destacar que un compañero le solicitó que diera el ejemplo y se colocara el barbijo y/o abriera la ventana para cumplir con las normas, y fue invitado a salir de la oficina argumentando que 'vos no tenés porque estar acá en ésta oficina…' siendo que allí nos remitimos cada vez que se nos solicita una información o cuando es necesario comentar situaciones o solicitar pasos a seguir”, expuso.

Al día siguiente, los empleados de esa oficina fueron a trabajar de “manera normal". Recién el día 6, uno de los empleados "consulta al director G. Z. por el estado de salud del Sr. L., ya que no se lo veía en la oficina ni se escuchaba la tos que días anteriores se escuchó durante la jornada laboral. A lo que Z. comenta que D. está bien, nosotros NO somos contacto estrecho que dio negativo, que D. L. debía aislarse porque la mujer dio Covid positivo y él es contacto estrecho".

Según manifestaron "de ahí en más fue una sorpresa tras otra y comenzó el miedo a la posibilidad de que varios de nosotros estuviéramos afectados por el virus, ya que nunca hubo cuidados ni advertencias".

Al parecer, ese mismo día por la noche, D.L. informó mediante un mensaje de WhatsApp en el grupo de trabajo que era positivo de Covid-19.

De esta forma, los cinco empleados expusieron el “peligro” de haber transitado esa situación e intentaron buscar una solución. Uno de los denunciantes, planteó a LMN que hablaron con el gremio ATE para intervenir en esta situación, “pero nadie nos dio una respuesta”.

Desde el 13 de mayo hasta la actualidad, tres de los cinco continúan con esta retención de tarea hasta que no se le devuelva la “seguridad sanitaria”.

“Dos de nuestros compañeros temieron que les descuenten el día y volvieron a trabajar. Uno de ellos, a los días, se contagió de COVID y estuvo con su familia aislado. No podemos vivir ni ir a trabajar así”, aseguró uno de los denunciantes.

El deseo por volver a trabajar está en estos empleados, pero no van "a arriesgarse a contagiar” por la falta de seguridad. “Queremos que alguien nos escuche, ya vamos cuatro meses así. No puede ser que nadie nos de una respuesta y qué este Lagos siga yendo como sí nada”, concluyó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.8169014084507% Me interesa
2.8169014084507% Me gusta
4.2253521126761% Me da igual
6.3380281690141% Me aburre
83.802816901408% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario