Súper ilógico casi todo

Tevez y Benedetto abren la boca y arman revuelo últimamente. Pasó tras la ida en el Monumental y ayer otra vez encendieron la mecha, sin reparar en lo sensible que están los ánimos. No contribuyeron mucho a la paz desde la vereda de enfrente, con Ponzio y, en menor medida, Maidana tildando poco menos que de mentirosos al Apache y compañía. Tampoco Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, bajó los decibeles, comparando en un medio español los incidentes del Monumental con el 11S, desligándose de los violentos episodios de la revancha frustrada en el estadio del Millo y hasta denunciando en un famoso diario que los hinchas de Boca lo amenazan de muerte (si es tan así, debería recurrir a la Justicia y dejar constancia de ello). Fue un día súper polémico el de ayer, que aumentó el peligroso nivel de tensión que rodea a un partido de fútbol (no hay que perder de vista eso) y mostró la intolerancia que hay en los protagonistas, que no esconden sus rencores y siguen sembrando odio.

El grado de tensión crece a horas de la final, y los protagonistas no ayudan para nada a bajar los decibeles.

Te puede interesar...

Empezó con el insólito apoyo del Pipa al nefasto Rafa Di Zeo, al que endiosó como si fuera una celebridad. Siguió con el Apache calificando de “tres locos atrás de un escritorio que no entienden nada” a los dirigentes de la Conmebol. No se quedó atrás Ponzio al asegurar que “mucho de lo que se dijo (en el plantel de Boca) no es verdad”.

Como si fuera poco, Rodolfo D’Onofrio tiró un par de títulos explosivos en la nota que concedió a un medio español.

En ese triste escenario, hasta salió a contar lo suyo uno de los agresores del micro xeneize (el único identificado) y se mostró arrepentido: “Me dejé llevar por un impulso”. Casi todo innecesario, como el lío que se compró España. Súper ilógico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído