Tailandia: otros cuatro pibes fueron rescatados

Ya son ocho los liberados. Quedan cinco en total.

Tailandia. Es una carrera contra el tiempo, contra el agua, contra todos los pronósticos. En definitiva, contra la naturaleza. El dramático operativo de rescate en Tailandia entró en una etapa de amenaza por las fuertes lluvias que se prevén hasta mañana.

De todos modos, el segundo operativo ya dio buenas noticias: ayer en las primeras horas de la mañana, se llevó a cabo un nuevo salvataje en el que lograron liberar a cuatro chicos más. En total, ya son ocho los menores que pudieron salir sanos y salvos, y todavía hay cuatro niños y su entrenador dentro de la cueva.

La gran amenaza que enfrenta el amplio y desesperado operativo sigue siendo el agua. El régimen de lluvias es común para esta época del año en esa zona de Tailandia. Se prevé que recién el jueves mejoren las condiciones meteorológicas en el lugar

Cuatro de los 12 chicos atrapados en la cueva Tham Luang Nang Non, en Tailandia, ya habían sido rescatados la mañana del domingo, hora de Argentina. Ese primer rescate demandó nueve horas para sacar a cuatro chicos, lo que demuestra lo dificultoso del operativo. Tras aquel rescate, se abrió una pausa antes de poder continuar y sacar a los otros ocho chicos y al entrenador.

Esta pausa -entre 10 y 20 horas- se debió a motivos logísticos y de preparación de equipamiento, según declaró el responsable de las operaciones de socorro durante una conferencia de prensa brindada el domingo. Tras los preparativos, la segunda parte del operativo se puso en marcha a la 1 de ayer (hora argentina), según informó Narongsak Osottanakorn, el gobernador de la provincia de Chiang Rai, donde se encuentra la cueva. “Tendremos buenas noticias dentro de unas horas”, había anticipado el gobernador. Y cumplió con la salida de los otros cuatro rescatados.

Los buzos, salvadores

El operativo, en el que se transita un largo y peligroso trayecto hasta la salida de la cueva, implica bucear, vadear, escalar y caminar en la oscuridad. Debido a los amplios pasajes y las cavidades que se encuentran inundadas por las lluvias (la temperatura del agua oscila entre los 22 y 26 grados), dos buzos acompañan a cada chico, uno adelante y otro atrás. El encargado de ir al frente tiene sujeto al niño con una cuerda -de ocho milímetros que está fija- y lleva su tanque de aire.

Cabe destacar que tanto los pequeños como su técnico tomaron clases de buceo y llevan máscaras de cara completa, que son fáciles de usar para los principiantes.

Hay otras zonas que están secas, en las que apenas pasa un cuerpo y el barro torna la superficie muy resbalosa. En esos casos, los chicos -que siguen yendo por detrás de un rescatista- están atados mediante un arnés y siguen el trayecto de las luces colocadas en los costados.

El 23 de junio, después de un entrenamiento de fútbol, para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, por una aventura o para ponerse a resguardo de la lluvia, los 13 dejaron sus bicicletas y se adentraron en la cueva y quedaron atrapados por la inundación, pese a que se desaconseja entrar en época de monzones.

112 muertos en Japón por las tormentas

Las lluvias torrenciales que provocaron inundaciones y aludes de lodo en Japón ya dejaron 112 muertos y unos 80 desaparecidos, mientras continúan las operaciones de rescate en la zona occidental del país.

Once personas fueron halladas muertas en áreas residenciales que quedaron sumergidas en el distrito de Mabicho en la ciudad de Kurashiki, lo que elevó a 112 el número de víctimas mortales.

Las fuertes lluvias comenzaron a caer sobre la zona occidental del país el jueves y provocaron aludes de tierra que arrastraron viviendas, puentes y vehículos.

Dos de tres fases, a la perfección

El sábado se llevó a cabo el primer operativo de rescate. Allí, los encargados de la seguridad lograron sacar sanos y salvos a cuatro niños.

Ayer, en las primeras horas de la mañana, los rescatistas volvieron a sumergirse y, utilizando las técnicas de buceo y traslado, sacaron a otros cuatro chicos.

Hoy reanudarán los procesos e intentarán sacar a los cuatros chicos restantes y a su entrenador. Todo depende de las condiciones climáticas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído