Teléfono celular: ¿puede provocar cáncer cerebral?

Debate: un estudio alerta sobre el riesgo de las ondas radiactivas.

Washington.- El Programa Toxicológico Nacional del Departamento de Salud de Estados Unidos reavivó el debate: el uso de los teléfonos móviles podría causar graves perjuicios para la salud. ¿Sí?

Un grupo de investigadores estadounidenses expuso durante dos años a ratas dentro de cámaras que emitían una radiación equiparable a la que las personas absorben en su vida diaria con sus teléfonos portátiles, y los resultados fueron alarmantes: el contacto con las ondas radiactivas incrementan con claridad el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

Consejo: Si se usa el manos libres, no colocarse el auricular hasta que la llamada conecte.

Al comparar al grupo en cuestión con otro de roedores que no formó parte del experimento, se registró que alrededor del 3% de las ratas macho de la primera unidad contrajo un tumor maligno en el cerebro y también el 6% desarrolló tumores benignos en el corazón. Los especialistas adjudicaron los problemas de salud a la radiación y añadieron que, curiosamente, en las ratas hembras se reflejaron daños menos nocivos.

Sin embargo, hay científicos que sostienen que el impacto de la radiofrecuencia telefónica no afecta al ADN.

Sin embargo, a pesar de este informe del Departamento de Salud estadounidense, el tema sigue siendo de debate mundial. De hecho, el Instituto Nacional del Cáncer de México descarta la teoría norteamericana porque “los tumores se producen por mutaciones genéticas que provocan anomalías en el crecimiento celular y los teléfonos móviles emiten un tipo de energía de baja frecuencia que no hace daño a los genes”. Según el Instituto, las ondas de radio no ionizantes (rayos X) pueden ser absorbidas por los tejidos que están más cercanos a la antena y generar tumores. Pero la radiofrecuencia de los teléfonos -a diferencia de la radiación no ionizante- no causa un daño al ADN que pueda propiciar el cáncer. Hasta el momento, el único efecto biológico que puede producir en personas es el calentamiento del tejido.

Niños: El Dpto. de Salud de EE.UU. sugiere que sólo en emergencia los chicos usen el móvil.

El aval a la teoría de EE.UU.

La Organización Mundial de la Salud, a través del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, avaló este informe, dado que hace cinco años calificó la radiación de los celulares como “posibles carcinógenos para los seres humanos”.

En aquel momento, el café y los vegetales en conserva formaron parte de la misma clasificación. Lo que más queda claro de todo esto es que, justamente, nada está demasiado claro al respecto.

Científicos de alta reputación mundial estudian el tema y llegan a conclusiones, muchas veces, completamente opuestas. Y con datos concretos.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de Estados Unidos hizo una investigación en la que desvinculó del teléfono el cáncer en la cabeza. Y lo hizo con una estadística sencilla: de 1992 -cuando comenzó el furor por los celulares en Norteamérica- a la fecha no se registró un aumento de casos de cáncer cerebral.

De todos modos, el debate sigue y seguramente continuará profundizándose. Y quizá, más no sea por la salud psíquica, no estaría mal aflojar un poco con el celular.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído