Todavía existe un rey que gobierna en América

Reynaldo Alexis Santana se resiste a perder el control de los 1600 kilómetros cuadrados de territorio que hace siglos posee su reino en suelo panameño.

Panamá. Alejado de la opulencia de las monarquías europeas y los imperios precolombinos, el último reino indígena de América resiste en las montañas de Panamá a pesar de la pérdida de sus tradiciones, la invasión de tierras y el avance de las hidroeléctricas. El pequeño reino de los naso, uno de los siete pueblos indígenas que existen hoy en Panamá, se asienta a orillas del río Teribe, en un territorio de 1600 kilómetros cuadrados al oeste de Panamá, donde aún no han llegado ni la luz, ni el agua potable, ni los hospitales, ni el teléfono. Acceder a él implica un viaje por caminos rurales y a través de ríos, a casi 12 horas de la capital del país.

El pueblo naso no quiere “crear una república dentro de otra república”, sino tener el control de las tierras que habita desde hace siglos, afirmó su máximo líder, el rey Reynaldo Alexis Santana. El parlamento panameño aprobó el 25 de octubre el proyecto de ley 656, que crea la Comarca Naso y que aún tiene que ser sancionado por el presidente del país, Juan Carlos Varela, para entrar en vigor.

Te puede interesar...

El monarca indígena, en el trono desde 2011, explicó que el proyecto de ley establece que el pueblo naso “poseerá los derechos de manera perpetua y usufructuará” un territorio de más de 160.000 hectáreas en la provincia de Bocas del Toro, en el Caribe panameño. “No queremos ser una república dentro de otra república y no vamos a desconocer ni al Gobierno ni a la Constitución. Somos panameños, pero queremos tener control sobre nuestras tierras”, afirmó el rey.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído