Tras la toma de rehenes, hay más de 150 muertos en París y decenas de heridos

El presidente francés, Francois Hollande, fue evacuado.

Al menos 150 personas murieron en múltiples ataques en París, cerca del estadio de Francia en el norte de la capital y luego de que se desactivara la toma de rehenes en la sala conciertos Bataclan, según un nuevo balance de fuentes próximas al caso.
Según primer balance proporcionado poco antes por la Prefectura de policía de París, tres personas murieron por explosiones en el sector del estadio de Francia, donde se llevaba a cabo un partido amistoso entre Francia y Alemania, y otras 15 en la sala de conciertos Bataclan, donde ocurre una toma de rehenes.
Se ignora por el momento dónde se produjeron las otras víctimas, pero las autoridades municipales pidieron a la población que permanezca en sus casas.
Interrogada después de las 22H30 locales, la policía registraba "al menos tres ataques con disparos, tal vez cuatro en el sector de Bataclan (distrito XI) y la calle de Charonne (distrito X)".
El presidente francés François Hollande se encontraba este viernes por la noche en el ministerio del Interior en donde "se hace una evaluación de la situación".
El jefe de Estado dejó el Stade de France, en donde asistía al partido entre Francia y Alemania, y hace "actualmente una evaluación de la situación en el Ministerio del Interior con todos los servicios involucrados", dijo una fuente de su entorno.
El balance "podría ser mucho más alto", según una fuente cercana.
Una célula de crisis fue instalada en el ministerio del Interior alrededor del presidente Hollande, del Primer ministro Manuel Valls y ministro del Interior Bernard Cazeneuve, indicó el ministerio del Interior.
"Mi mujer estaba en el Bataclan. Es una catástrofe", declaró un testigo a la AFP.

Ataques "simultáneos"

El balance de estos ataques "simultáneos" es por ahora provisional, indicaron varias fuentes cercanas a la investigación. Muchos equipos de rescate fueron desplegados, y se instalaron perímetros de seguridad.
Estos ataques ocurren diez meses después de los atentados yihadistas de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher en París, que causaron 17 muertos, y a los que siguieron otros ataques o tentativas de ataques.
El último ocurrió el 21 de agosto en un tren de gran velocidad Thalys entre Bruselas y París.
Ahí unos pasajeros evitaron la masacre, entre ellos militares estadounidenses que estaban de de vacanciones, quienes controlaron un atacante armado con una kalashnikov y una pistola.
Dos personas resultaron heridas. El atacante, Ayoub El Khazzani, joven marroquí señaló a los servicios de inteligencia como islamista radical, fue detenido.
El primer ministro David Cameron se dijo "consternado" por los varios atentados de este viernes por la noche en París, que dejaron de momento 18 muertos.
"Estoy consternado por los hechos de esta noche en París. Nuestros pensamientos y oraciones están dirigidos a los franceses. Haremos lo que podamos para ayudar", escribió Cameron en la red social Twitter.
Francia participa desde hace dos años en la coalición antiEstado Islámico en Irak pero empezó a bombardear al grupo yihadista en octubre.
El 5 de noviembre anunció que iba a desplegar de nuevo en diciembre su portaaviones "Charles de Gaulle" en el Golfo, una decisión que siguió al anuncio estadounidense de una próxima intensificación de los bombardeos en Siria.
En este contexto de "amenaza terrorista", París había decidido restablecer a partir de este viernes y durante un mes, los controles en las fronteras, con motivo de la conferencia de la ONU sobre el clima (COP21) que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

Así se escuchó una de las explosiones dentro del Stade Francais, mientras se jugaba el partido.

Embed


Embed



Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído