Tres barilochenses desaparecieron cerca del Triángulo de las Bermudas

El último contacto que mantuvieron con sus familiares fue el 26 de julio cuando navegaban con destino a la ciudad de Cádiz.

Un velero argentino se encuentra perdido en el océano Atlántico, presumiblemente en la zona del Triángulo de las Bermudas, con tres tripulantes a bordo, y sus familiares pidieron que se declare a la nave en emergencia para que sean buscados.

Los tres argentinos van a bordo del velero "Maratonga" y son Raúl Enríquez y su hijo Pablo, ambos ingenieros navales, y Raúl Echevarría, escribano, todos oriundos de San Carlos de Bariloche.

El último contacto que mantuvieron con sus familiares fue el 26 de julio, cuando se acercaban al Triángulo de las Bermudas y navegaban con destino a la ciudad de Cádiz, en Portugal, luego de partir 13 días antes desde un puerto estadounidense.

Los tripulantes pensaban tardar 40 días en llegar a destino, llevaban agua y comida para 90, pero ya pasaron más de tres meses desde la partida del último puerto.

Nélida Mihailov, esposa de Raúl Enríquez y madre de Pablo, dos de los tres argentinos que estarían perdidos en el Triángulo de las Bermudas, aseguró: "Llevamos 98 días de esa fecha y ninguna noticia".

La travesía había comenzado el 11 de abril desde el puerto de Cartagena de Indias, en Colombia.

La mujer explicó que el barco tiene bandera de Puerto Rico y que como partió de un puerto extranjero, "la Justicia argentina no puede pedir el alerta de búsqueda", según le dijeron.

"Como el barco no salió de la Argentina no se puede hacer nada, pero el tema es que son tres argentinos", indicó.

"Como el barco no salió de la Argentina no se puede hacer nada, pero el tema es que son tres argentinos", indicó.

En un desesperado pedido, expresó: "Que alguien emita la orden de velero o barco en emergencia. Si están en alerta alguna embarcación va a acercarse".

"No pido que gasten dinero en salir a buscarlos. Pido que estén atentos en el mar o en las costas por si encallaron en algún lugar", señaló.

También manifestó que "cada minuto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte".

Los tripulantes del velero mantuvieron contacto con sus familiares por Skype y enviaban fotos y videos de la travesía.

"Estábamos viendo la navegación, nos mandaban fotos. Mi hijo tenía una cámara, filmaba y nos mandaba las imágenes hasta que la comunicación se cortó abruptamente", dijo la mujer.

Mencionó que los navegantes le dijeron que "estaban en línea recta a Portugal y que de ahí iban a virar al océano".

Oriundos de San Carlos de Bariloche, los tripulantes navegaban en "un barco de 52 pies, pintado de azúl, con ventanas blancas, y con muchas características de seguridad", según precisó la mujer.

"Creemos que en agosto un radioaficionado se comunicó con ellos. La ubicación del día cuando se extraviaron es 39º 58´39 ´´ N y 61º 33´ 66´´ W", indicó.

Mihailov también señaló que una luz amarilla se activó en la cuenta de Skype de su hijo el 7 de octubre.

"Queremos que alguien pida a Skype por las cordenadas y de dónde sale la emisión. De dónde sale esa luz amarilla", solicitó.

Por último, dijo que "la esposa del tercer tripulante está en Buenos Aires", para luego agregar:"Únicamente, la Cancillería nos puede dar ayuda, confiamos en los tiempos".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído