El clima en Neuquén

icon
Temp
84% Hum
La Mañana Frambuchocos

Tres meses de llanto y desesperación, la historia detrás de las "Frambuchocos" neuquinas

Gabriela Bednarek contó cómo nació su emprendimiento chocolatero que toma lo mejor de la fruta fina local y que creció a fuerza de bombones y tabletas.

Las frambuesas bañadas en chocolate -que desde hace tiempo se convirtieron en un clásico cordillerano- tienen una versión neuquina, de la mano de una emprendedora local que le encontró la vuelta para conquistar los paladares de la región, a partir de imprimirle su propio sello.

Aunque de momento no se pueden encontrar en las góndolas y vitrinas de los comercios de la ciudad, las Frambuchocos despiertan los suspiros de muchos por la recomendación del boca en boca y la vidriera de Instagram, que desde 2019 no para de sumar seguidores. Además de las típicas bañadas en chocolate blanco y negro, Gabriela Bednarek ideó dos opciones para quienes quieren salir de lo tradicional: las cubiertas con chocolate y óreo y otras con croncante de maní.

Te puede interesar...

Salir al ruedo con esta propuesta no fue fácil. En principio requirió un quiebre y un paréntesis lleno de angustia y desasosiego. "Antes de dedicarme a esto tenía un emprendimiento de organización de eventos con mi novio que, aunque no costeaba las necesidades básicas, nos dejaba ganancia. En paralelo, trabajaba en relación de dependencia en una obra social que me llevó un desgaste emocional . Ser la cara visible en una cobertura de salud fue bastante duro para mí. Yo venía de una mala experiencia por una cuestión familiar, así que estaba todo a flor de piel. Además, me sentía mal porque mi nena estaba terminando preescolar y me estaba perdiendo esa etapa de vida de ella. Yo entraba a las 8 de la mañana y salía a las 5 y media de la tarde ", dijo Gabriela, en diálogo con LMNeuquén, al describir el escenario que dio lugar a su desvinculación y al inicio de una nueva etapa que le llevó tres meses de llanto, incertidumbre y un sin fin de dudas respecto a qué camino tomar.

frambuchocos6.jpg

"Yo había visto las frambuesas de la chocolatería famosa y me propuse hacer mi propia versión en la zona. Así que empecé a incursionar en el mundo del chocolate y de las frutas finas y secas y descubrí un montón de productores locales", señaló. La prueba piloto se dio en las Pascuas de 2019. "La primera tanda lo hice con un chocolate que no era el correcto, así que tuve que volver a hacer toda la producción. Luego aprendí. Además conseguí frambuesas buenas. Todo fue a prueba y error", recordó. Pese a los gajes de la inexperiencia, en esa primera puesta en escena Gabriela logró vender unos 80 potes.

"Un montón. No lo podía creer. Para empezar fue bastante sorprendente para mi. Lo hice a través de mi Instagram personal y obviamente mi mamá siempre ahí apoyando. Y así empecé, ofrecía cada dos semanas y era un sube y baja. Hubo momentos en que vendía un montón y otros nada. Al año me animé a hacer el perfil oficial de Frambuchocos y ahí explotó. Antes vendía a gente que ya conocía y este nuevo sitio me abrió el camino hacia otra clientela", destacó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCSxZ86BliMw%2F%3Figshid%3DMDJmNzVkMjY%3D&__coig_restricted=1&access_token=EAAGZAH4sEtVABACT0LdAdCIt0QjzeGBbV13AKWulFj3ClZC8h1DvttLDmhiJ44ThpAVcmtQUNZB9ZAE8PZAs1Ii2zqLrTcTokTFSfm9s4AiJjtRLwwxu4Tb7HJEbCawgcPmGriMLTn3GJYPUrIZCOKa6yZAfl50ZARVlg5ddFkNKx5Vj37yZAEnsD1ys1f7IAzR4ZD

"De a poco fui incorporando otros productos. Al principio hacía las de chocolate blanco y negro y luego incorporé otras variedades a pedido de la gente. También sumé conitos, coquitos, bombones y tabletas que, al igual que las frambuesas, son el boom", agregó.

Actualmente Gabriela reparte su día entre las Frambuchocos y Capitán Cook, un emprendimiento de picadas que tiene con su novio, luego de que la pandemia los obligara a dejar la organización de eventos y aggiornarse a los nuevos tiempos. "Por la mañana me dedico a las picadas y por la tarde voy a mi departamento a hacer la producción de frambuesas. Durante la semana los pedidos los pasan a buscar por mi dirección, excepto los sábados y domingos que hago envíos a domicilio. También participo en muchas ferias", contó.

frambuchocos4.jpg

El fuerte de ambas propuestas son las fechas especiales como el Día del Amigo. Además de salir su propio sello, Gabriela vende elaboraciones propias a otros emprendedores que las comercializan bajo sus respectivas marcas. "Eso la verdad que me ayudó mucho desde lo económico. Si bien mi objetivo hoy en día es poder tener presencia en negocios, esta reventa me ayudó bastante. Después del Día del Niño, mi idea es empezar a tener presencia en diferentes comercios", manifestó.

"Yo sueño con tener mi local en el que pueda producir y vender al mismo tiempo", agregó. A la hora de hacer un balance del periplo transitado, Gabriela expresó: "A medida que vas avanzando vas queriendo más. Al mirar para atrás siento que todo el esfuerzo y el llanto valió la pena. Igualmente pienso que si no tenés disciplina y constancia, es difícil mantenerse. Muchas veces te va muy bien, pero otras también te va mal. Cuando la venta fue baja, me desesperé pero siempre me levanté y seguí laburando como todos los días. Creo que la constancia me ayudó un montón, al igual que tener gente al lado que siempre está alentando, como mi mamá y mi novio que siempre me están bancando", concluyó.

frambuchocos3.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario