El clima en Neuquén

icon
18° Temp
61% Hum
La Mañana comentarios

Tribunal australiano dice que los medios son responsables de los comentarios en Facebook

El tribunal dijo que los medios de comunicación son editores de los comentarios hechos por terceros en sus páginas de la red social y deben ser conscientes del contenido que transmiten.

El más alto tribunal de Australia dictó el miércoles pasado una sentencia histórica según la cual los medios de comunicación son "editores" de comentarios supuestamente difamatorios publicados por terceros en sus páginas oficiales de Facebook.

El Tribunal Superior desestimó el argumento de algunas de las mayores organizaciones de medios de comunicación de Australia -Fairfax Media Publications, Nationwide News y Australian News Channel- de que para que las personas sean editores, deben ser conscientes del contenido difamatorio y tener la intención de transmitirlo.

Te puede interesar...

El tribunal consideró, en una decisión mayoritaria de 5 a 2, que al facilitar y fomentar los comentarios, las empresas habían participado en su comunicación.

La decisión abre la posibilidad de que las organizaciones de medios de comunicación sean demandadas por difamación por el ex detenido juvenil Dylan Voller.

Voller quiere demandar a la cadena de televisión y a los editores de periódicos por los comentarios en las páginas de Facebook de The Sydney Morning Herald, The Australian, Centralian Advocate, Sky News Australia y The Bolt Report.

Su caso de difamación iniciado en el Tribunal Supremo del estado de Nueva Gales del Sur en 2017 quedó en suspenso mientras se decidía la cuestión separada de si las empresas de medios de comunicación eran responsables de los comentarios de los usuarios de Facebook.

Las empresas publicaron contenidos en sus páginas sobre noticias que hacían referencia al tiempo que Voller pasó en un centro de detención de menores del Territorio del Norte.

Los usuarios de Facebook respondieron publicando comentarios que, según Voller, eran difamatorios.

News Corp Australia, propietaria de los dos programas de radio y televisión y de dos de los tres periódicos objeto del caso de difamación, pidió que se modificara la ley.

La sentencia es "importante para todos los que mantienen una página pública en las redes sociales, ya que se ha comprobado que pueden ser responsables de los comentarios publicados por otros en esa página, incluso cuando no son conscientes de esos comentarios", dijo el presidente ejecutivo de News Corp Australia, Michael Miller, en un comunicado.

"Esto pone de manifiesto la necesidad de una reforma legislativa urgente y pido a los fiscales generales de Australia que aborden esta anomalía y pongan la legislación australiana en consonancia con las democracias occidentales comparables", añadió Miller.

Nine, el nuevo propietario de The Sydney Morning Herald, dijo que esperaba que la actual revisión de las leyes de difamación por parte de los gobiernos de los estados y territorios australianos tuviera en cuenta la sentencia y sus consecuencias para los editores.

"Obviamente, estamos decepcionados con el resultado de esa decisión, ya que tendrá ramificaciones en lo que podemos publicar en las redes sociales en el futuro", dijo un comunicado de Nine.

"También tomamos nota de las medidas positivas que Facebook ha tomado desde el inicio del caso Voller, que ahora permite a los editores desactivar los comentarios en las historias", añadió Nine.

Facebook no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Los abogados de Voller acogieron con satisfacción la sentencia por sus implicaciones más amplias para los editores.

"Se trata de un paso histórico en la consecución de justicia para Dylan y también en la protección de las personas, especialmente de aquellas que se encuentran en una posición vulnerable, de ser objeto de ataques de la mafia de las redes sociales sin paliativos", señaló un comunicado de los abogados.

"Esta decisión pone la responsabilidad donde debe estar: en las empresas de medios de comunicación con enormes recursos, para controlar los comentarios públicos en circunstancias en las que saben que hay una gran probabilidad de que una persona sea difamada", añade el comunicado.

La decisión del Tribunal Superior confirma las sentencias de dos tribunales inferiores sobre la cuestión de la responsabilidad.

Los tribunales han dictaminado anteriormente que las personas pueden ser consideradas responsables por la publicación continuada de declaraciones difamatorias en plataformas que controlan, como los tablones de anuncios, sólo después de haber tenido conocimiento de los comentarios.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario