Trump vs. Hillary sería la batalla final

El magnate de 69 años ganó la intera republicana en Illinois, Carolina del Norte y Florida.

Washington
Hillary Clinton dio un salto superlativo hacia la nominación del partido Demócrata durante un nuevo supermartes de primarias estadounidenses, en las que el millonario Donald Trump sufrió un revés sin detener su marcha hacia la victoria en el bando republicano.

El magnate de 69 años ganó en Illinois, Carolina del Norte y Florida, donde sepultó las aspiraciones del joven senador de ese estado, Marco Rubio, quien inmediatamente anunció el retiro de su candidatura.

"Vamos a ganar, ganar, ganar y no nos detendremos", dijo Trump en Palm Beach, Florida, haciendo un llamado para "unir" el partido Republicano.

Su retórica beligerante contra los inmigrantes latinos clandestinos no fue problema en ese estado del sureste estadounidense con una fuerte población de origen latinoamericano. Con esos triunfos (también ganó en el archipiélago estadounidense de las Marianas del Norte), la noche era casi perfecta para Trump, pero la ex estrella de televisión cayó derrotado en Ohio, ante John Kasich, el gobernador estatal.

Hubo menos problemas para Clinton, que venció a su rival, el senador "demócrata socialista" Bernie Sanders, en Florida, Illinois, Carolina del Norte y Ohio.

Suspenso
Al inicio de la madrugada del miércoles, las primarias de los dos partidos en Misuri, la última contienda de la jornada, mostraban un resultado indefinido. "Nos acercamos a asegurar la nominación del partido Demócrata y a ganar esta elección en noviembre", dijo Clinton, apuntando sus armas a la elección de noviembre y hacia Trump.

Las derrotas de Sanders en Ohio e Illinois, estados más industriales donde el combativo senador partía con ventaja, complican sus posibilidades: necesita ganar por grandes márgenes para reducir la ventaja de Clinton.

"Se vuelve muy cuesta arriba para Bernie Sanders", dijo a la AFP, Dennis Goldford, profesor de ciencia política de la Universidad Drake. Rubio, el joven senador llamado por algunos el "Obama republicano", acabó con semanas de agonía, después de un desempeño decepcionante en las primarias, sin que su discurso optimista pudiera conquistar los votos de un electorado iracundo con la clase política.

"Estados Unidos está en el medio de una verdadera tormenta política, un verdadero tsunami. Y debimos haberlo previsto, la gente está molesta y muy frustrada", admitió este hijo de inmigrantes cubanos ante sus seguidores en Miami.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído