Un argentino va por el premio Nobel estudiantil

Patricio Gerpe, de 25 años, desarrolló un vehículo sustentable.

El proyecto de Patricio Gerpe, de 25 años, comenzó con una publicación en Facebook. Se había presentado sin éxito en la edición anterior y este año quería volver a intentarlo. Así fue como se contactó con dos chicas de Etiopía y un joven de Yibuti, todos compañeros en la Universidad Hult, de Londres, y conformaron ENPOV, el emprendimiento social con el que están nominados al Hult Prize Awards, también conocido como el premio Nobel de los Estudiantes.

El objetivo del certamen este año era crear un proyecto que tuviese un alcance de 10 millones de personas a través del uso innovador de energía. Las propuestas que se presentaron eran muy diversas: desde el uso de nanotecnología o plataformas para el intercambio de baterías, hasta la aplicación de energía solar para aumentar la producción de arroz. De entre 30 mil y 40 mil ideas recibidas de diversos puntos del planeta, la del argentino resultó ser una de las 40 seleccionadas para competir por el premio.

Te puede interesar...

Al comienzo, cuando estaban en la búsqueda de un proyecto, Patricio y su equipo detectaron que en África existía un gran problema de escasez energética. Con el financiamiento de la empresa argentina VR4 organizaron un viaje para hacer el trabajo de campo y descubrir los aspectos sobre los cuales trabajar, y el lugar elegido fue Etiopía. “Nosotros sabíamos que era una población en riesgo, pero no teníamos en claro las prioridades de sus habitantes. Estando allá nos dimos cuenta de que la necesidad vital era el transporte en las zonas rurales”, sostuvo este estudiante de Gestión de Negocios especializado en emprendimientos.

El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.
El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.
El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.

La creación está pensada para resolver la escasez de energía en las grandes zonas rurales de África.

La población etíope alcanza las 100 millones de personas, y unos 85 millones son modestos granjeros. “La gran mayoría son pequeños agricultores, cuya única manera de transportarse es en burro o a pie. De esta manera, quedan aislados de los mercados porque están imposibilitados de llegar hasta allá con sus productos”, explicó. El equipo de ENPOV pasó una semana en el país africano entrevistando a los locales, conviviendo con ellos y su cultura, conociendo sus realidades y conversando con los ministerios de Salud y de Transporte. Además fueron a la Cruz Roja y la Unión Africana y de ambas entidades consiguieron cartas de apoyo. Y encontraron una solución a la problemática de los habitantes: el diseño de vehículos a base de biocombustible, independientes de energías no renovables, lograría que los peones de campo puedan cargar sus producciones, comida, granos y agua de una manera económica y efectiva.

El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.
El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.
El estudiante de Gestión de Negocios viajó a Etiopía junto a su grupo de trabajo, el ENPOV, para poder descubrir qué problemáticas existían en ese país.

Ayudados por los cambios climáticos

El gobierno de Etiopía, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), desarrolló estrategias para evitar que las amenazas de los desastres naturales se conviertan en emergencias humanitarias. Los planes se centran inicialmente en intervenciones ganaderas, con miras a prevenir la muerte de animales a causa de la sequía, y potenciar así los beneficios del pastoreo. En el Cuerno de África, el clima se volvió cada vez más impredecible y la escasez de lluvia deja a las comunidades cada vez más vulnerables.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído