Un auto de u$s 280 mil se incendió por un insólito descuido

Un Lamborghini que se había detenido en una estación de servicio se prendió fuego porque otro auto arrancó con la manguera de la nafta puesta.

Estados unidos. Un conductor que se encontraba en una estación de servicio pasó un pésimo momento cuando, por un descuido, su súper deportivo quedó reducido a cenizas tras prenderse fuego. Sucedió en la ciudad de San Luis, Estados Unidos.

El vehículo en cuestión es un Lamborghini Huracan Performante, que cuesta u$s 280 mil. Su dueño venía de participar del Goldrush Rally, un evento que reúne a fanáticos de autos en ese país, y estaba acompañado por un amigo, propietario de un Lamborghini Gallardo Spyder. Tras retornar, pararon en una estación de servicio y se alejaron de los autos. Segundos después el Huracán estalló.

“Estaba con mi amigo y necesitábamos nafta. El Lamborghini azul se detuvo detrás de mí. Mi amigo entró a buscar agua mientras yo trataba de pagar con mi tarjeta. Pero hubo un error y también entré. Tal como entramos, vimos una bola de fuego por la ventana”, relató Parker Gelber, propietario del Gallardo. “Llamamos al 911 y cuando se apagó el fuego pudimos ver que su auto estaba completamente quemado, el mío cubierto de cenizas”, agregó.

Las cámaras de seguridad de la estación lograron develar el misterio. Al lado del Huracán había un Chrysler. Su conductor tuvo un descuido tremendo y arrancó y aceleró el auto con la manguera enganchada. La nafta roció al súper deportivo y posteriormente se incendió.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído