Un cadáver cayó del cielo cuando estaba tomando sol

El cuerpo de un hombre encontrado en un jardín provenía de un vuelo de Kenya Airways que había partido de Nairobi.

John Baldock estaba tomando sol en el jardín de su casa cuando el cuerpo de un hombre cayó desde el tren de aterrizaje de un avión de Kenya Airlines, en el momento en el que hacía su aproximación final para aterrizar en el aeropuerto de Heathrow en Londres.

Baldock salvó su vida de milagro ya que se encontraba a pocos metros del lugar donde cayó el cuerpo. Producto del impacto, el cuerpo del hombre dejó un cráter en el jardín y rompió parte de la vereda de su patio en el barrio de Clapham.

Te puede interesar...

Una vecina relató: “Estaba en la cocina cuando escuché un impacto fortísimo. La cocina tembló”, y agregó: “Pensé que mi casa se estaba derrumbando. Subí las escaleras, miré por la ventana y vi el cuerpo. John estaba tomando sol afuera, él es un inquilino y es amigo del dueño, y agregó que: “Vi que John estaba afuera temblando y aturdido, no decía nada y apenas podía hablar. Mi esposo llamó a la policía. Fue horrible”, concluyó.

Un portavoz de la aerolínea informó de que se trató de un vuelo de ocho horas y 50 minutos y expresó su pesar por la muerte de esta persona, cuya identidad de momento se desconoce.

Trabajadores de la aerolínea informaron que encontraron un bolso, agua y comida escondidas en el tren de aterrizaje donde se había escondido el polizón.

Embed

Los amigos de John comentaron: “El tuvo mucha suerte de no morir. El impacto destruyó el cuerpo” y continuaron diciendo: “no se dio cuenta de lo que pasó, él estaba durmiendo cuando escuchó el tremendo impacto”

Según autoridades del aeropuerto de Heathrow este tipo de hechos suceden una vez cada cinco años y presumen que el hombre se congeló dentro del compartimento del tren de aterrizaje y que al aproximarse al aeropuerto, el avión desplegó el tren de aterrizaje y cayó como si fuera un bloque de hielo.

El vuelo de Kenya airways estaba realizando su aproximación final cuando pasó por encima de la casa de Baldock. La aeronave estaba descendiendo desde los mil metros a una velocidad de más de 300 kilómetros por hora.

"Kenya Airways trabaja estrechamente con las autoridades en Nairobi y Londres mientras investigan a fondo este caso", añadió la fuente de la compañía aérea.

Esta no es la primera vez que se produce un hecho como este en el área cercana a Heathrow.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído