El clima en Neuquén

icon
Temp
70% Hum
La Mañana criancero

Un criancero y siete cóndores, un encuentro único en el norte neuquino

Un grupo de estas aves sorprendió a un hombre que atravesaba las laderas costeando un arroyo cordillerano, en el cajón de Butalón.

La bendita naturaleza se puede manifestar en su máxima expresión en el lugar y en el momento menos esperado. Y esta situación suele ser solo para privilegiados.

Algo así ocurrió a media mañana de este lunes en el Cajón montañoso de Butalón Norte. Allí, entre las montañas y la nieve, se produjo el encuentro de un criancero y un nutrido grupo de cóndores andinos.

Te puede interesar...

El mágico suceso quedó retratado en postales que son maravillosas. Adrián “Pela” Retamal, un conocido criancero del lugar, tuvo esta experiencia que para cualquiera resulta excepcional y sorprendente, pero para él forma parte de las majestuosidades que la naturaleza siempre la muestra y le regala.

CONDOR ANDINO_BUTALON_1.jpg

"El encuentro con estas aves es simplemente hermoso. Ellos tienen su hábitat en esta zona y gracias a Dios siempre tenemos la posibilidad de verlos. La diferencia esta vez es la cercanía que logré con ellos y felizmente las pude retratar para compartirlas con mi gente de la región”, contó en diálogo con LMNeuquén. Adrián también dijo que en este encuentro pudo divisar entre 7 y 8 cóndores que estaban descansando entre los cerros.

¿Cómo fue?

Adrián reconstruyó el encuentro con estas emblemáticas aves: “Regresaba desde el puesto de invernada que está en el cajón de Butalón para mi casa. Lo hacía por un camino de herradura que solo usamos en épocas de nevazones y costeando el arroyo, y allí entre las bardas pude observar entre 7 y 8 cóndores andinos”. Comentó también que este tipo de sucesos es frecuente: “Son lugares de hábitat del cóndor andino y en varios sectores se los puede ver y por suerte este lunes pude fotografiarlos de cerca”.

ADRIAN RETAMAL_BUTALON.jpg

El criancero, que además trabaja en el área de Bosques provincial, volvía para el pueblo de Butalón junto a su perro “Cumpita”, un Border Collie que es su compañero incondicional. El trayecto que recorre desde el puesto del campo hasta su casa es de unos 15 kilómetros. “Los hago caminando porque son laderas de mucho acarreo y bardas”, señaló.

Los cóndores, un patrimonio

Las fotos captadas y compartidas por Retamal permiten apreciar la inmensidad de estas aves con su característico plumaje negro y su particular aro de plumas blancas alrededor del cuello.

Respecto a sus costumbres se lo puede ver reunidos en grupo, descansando, pero en otras también se lo divisa en total soledad.

CONDOR ANDINO_BUTALON.jpg

Como bien se sabe, estas aves voladoras son las más grandes del planeta, pero se encuentran en peligro de extinción. Por esta razón en el norte neuquino, al igual que en muchos lugares, son consideradas como un patrimonio cultural y natural. Además, forman parte del paisaje y le dan un valor agregado a toda la Cordillera del Viento.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario